Enlaces para accesibilidad

TLCAN: EE.UU. acusa a México y Canadá de falta de seriedad


El jefe técnico de la delegación mexicana, reconoció que existen temas complicados para ponerse de acuerdo, pero rechazó que exista tensión entre los tres equipos negociadores.

El representante de Estados Unidos en la quinta ronda de renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) dijo estar preocupado de la falta de avances significativos y anticipó que si no se atienden sus principales demandas podría verse comprometido el avance en la modernización del pacto.

En una declaración, el representante comercial estadounidense, Robert Lighthizer, quien no asistió a estas discusiones, indicó que si bien han logrado progresar en algunos de los temas, hasta la fecha no han visto evidencia de que Canadá o México estén dispuestos a dialogar seriamente sobre cláusulas que lleven a una nuevo equilibrio en el acuerdo y adelantó que de no alcanzar este nuevo equilibrio, no llegarán a un resultado satisfactorio.

El representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, dijo no haber visto evidencia de que Canadá o México estén dispuestos a dialogar seriamente sobre cláusulas que lleven a una nuevo equilibrio en el TLCAN.
El representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, dijo no haber visto evidencia de que Canadá o México estén dispuestos a dialogar seriamente sobre cláusulas que lleven a una nuevo equilibrio en el TLCAN.

El funcionario estadounidense agregó que “un TLCAN reequilibrado y actualizado, promoverá mayor prosperidad para los trabajadores, agricultores, ganaderos y empresarios estadounidenses, y fortalecerá a América del Norte en su totalidad”.

Las tres naciones han prometido seguir las conversaciones sobre el Tratado hasta marzo, pero los desacuerdos sobre las demandas principales de Washington han aumentado la presión sobre los negociadores para que resuelvan las diferencias antes que comience la campaña presidencial del 2018 en México.

El impase por los vehículos

México y Canadá han protestado contra la demanda de Estados Unidos de elevar el umbral mínimo del contenido regional en los vehículos al 85 por ciento desde el 62.5 por ciento actual.

El gobierno del presidente Donald Trump además quiere que el 50 por ciento del contenido de todos los automóviles fabricados en Norteamérica provenga de su país, pero esa propuesta —un elemento central de la estrategia de Trump para impulsar la fabricación en EE.UU.— enfrenta una fuerte resistencia de la industria automotriz, que teme que haga que los fabricantes de automóviles de América del Norte sean menos competitivos y costosos.

Canadá y México también se han resistido a otras demandas de Washington, como un plan para eliminar un mecanismo clave de resolución de disputas y propuestas de restricciones a la agricultura en esos dos países.

Lighthizer informó que los equipos se volverán a reunir el mes próximo y expresó su confianza en que México y Canadá acudan a la mesa con una seria intención de lograr un progreso significativo antes de que termine el año.

Sin tensión

En tanto, Kenneth Smith Ramos, jefe técnico de la delegación mexicana, rechazó que exista tensión entre los tres equipos negociadores.

Reconoció que en temas complicados como son reglas de origen en el sector automotriz y la estacionalidad en productos agropecuarios no se alcanzaron consensos en esta ronda.

“No, no hay tensión, a nivel técnico se está trabajando, obviamente hay temas difíciles que no se van a resolver en esta ronda, que van a quedar para las siguientes reuniones que vamos a tener, pero en paralelo estamos tratando de avanzar en temas donde hay menos diferencia, pero que sentimos que son capítulos importantes”.

Los ministros acordaron sostener la sexta ronda de negociaciones del 23 al 28 de enero del 2018, en Montreal, Canadá.

La nota también tiene información tomada de Reuters.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG