Enlaces para accesibilidad

Dos muertos en terremoto en islas griegas y Turquía

  • Voz de América - Redacción

Una enorme grieta en un muelle se formó tras el terremoto que sacudió la isla griega de Kos, el viernes 21 de julio.

Un potente sismo magnitud 6,5 provocó provocó la muerte de al menos dos personas y heridas en cientos más al sacudir una importante área turística de Grecia y Turquía, en el Mar Egeo.

Dos hombres procedentes de Turquía y Suecia fallecieron en el derrumbe de un edificio en una bar en la isla griega de Kos. Otras 100 personas más resultaron heridas, la mayoría con golpes leves.

El temblor se sintió también en otras islas griegas y en la costa turca. No se identificó a los turistas muertos.

En Kos, turistas y residentes salieron a toda prisa de los edificios, algunos incluso saltando desde los balcones. Cinco de los heridos fueron trasladados en helicóptero a un hospital en la isla de Creta, señalaron funcionarios.

"Hubo golpes. La lámpara se balanceaba chocando contra el techo. La vajilla caía de los armarios, y las cacerolas hacían ruido”, dijo Christopher Hackland, un escocés que trabaja como instructor de buceo en la isla, a The Associated Press.

"Había muchos gritos y lloros e histeria procedentes del hotel. Sentí que estaba en un parque temático (...) en una ilusión óptica donde te sientes como si estuvieras boca abajo”, agregó.

Decenas de miles de turistas pasaron la noche al aire libre en Kos y muchos de ellos durmieron en tumbonas en las playas. El sismo dañó iglesias, una mezquita y el castillo del siglo XIV ubicado en el puerto, además de otros edificios antiguos en la ciudad.

En la cercana Turquía, el pánico por el terremoto provocó heridas menores, dijo Esengul Civelek, gobernador de la provincia de Mugla. En Bitez, una localidad turística a unos seis kilómetros (cuatro millas) al oeste de Bodrum, el fenómeno hizo que los asustados residentes saliesen a las calles.

Los huéspedes del hotel pudieron regresar brevemente a sus habituaciones para recoger sus pertenencias pero prefirieron pasar el resto de la noche a cielo abierto. Algunos utilizaron mantas y cojines de sillas cercanas para construir camas improvisadas.

Varios ministros del gobierno griego, además de rescatistas con perros rastreadores e ingenieros de estructuras, viajaron a Kos durante la noche para coordinar las labores de rescate.

De acuerdo al Servicio Geológico de Estados Unidos, el temblor, cuya magnitud fue reportada inicialmente como 6,9, fue poco profundo; su epicentro se localizó solo 10 km bajo el lecho marino.

La región se ubica entre la placa tectónica arábiga y la placa eurasiática, lo que la hace proclive a terremotos.

Según las autoridades, no se reportaron heridos entre los refugiados y migrantes alojados en los campos de la isla.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG