Enlaces para accesibilidad

California evalúa daños tras el mayor terremoto en 20 años


Un bombero mira una casa que se quemó después de un terremoto en Ridgecrest. El terremoto del viernes por la noche con una magnitud de aproximadamente 7.1 sacudió gran parte de California, generando daños en diferentes infraestructuras.

Las cuadrillas en California evaluaron los daños a edificios agrietados y quemados, caminos rotos, fugas de tuberías de agua y gas y otra infraestructura el sábado después del terremoto más grande que la región ha visto en casi 20 años y que sacudió un tramo remoto del país desde Sacramento a México.

No se reportaron víctimas fatales ni lesiones graves después del terremoto de magnitud 7.1 de la noche del viernes, y las autoridades dijeron que los daños inicialmente no fueron tan graves como se esperaba y que menos de 200 personas estaban en refugios.

Pero las temperaturas pronosticadas de alrededor de 100 grados (38 grados centígrados) y las advertencias de los sismólogos de que se esperaba que las réplicas prolongadas continuaran durante días, si no semanas, provocaron nuevas precauciones.

La Guardia Nacional de California estaba enviando 200 tropas, apoyo logístico y aviones, dijo el General de División David Baldwin. El Pentágono había sido notificado y todo el Departamento Militar de California estaba en alerta, dijo.

El efe de Bomberos del Condado de Kern, David Witt dijo que “el Centro de Operaciones de Emergencia está enfocado en apoyar a Ridgecrest así como en apoyar a todo el Condado de Kern. Obviamente, 34 horas entre los terremotos nos preocupan las réplicas futuras y dónde van a estar. Pero tenemos gente en el lugar, gente en el lugar en Ridgecrest, y todas nuestras estaciones de bomberos cuentan con personal ahora mismo ".

También dijo que se están inspeccionando edificios y haciendo una gran búsqueda. y que "no hay muertes conocidas en este momento, y estamos preparados".

El terremoto abrió grietas en edificios, inició incendios, dañó caminos y provocó heridas leves a varias personas. Los sismólogos advirtieron que podría haber fuertes réplicas durante los próximos días, incluso semanas.

El temblor del viernes por la noche _precedido por uno de magnitud 6,4 en el desierto de Mojave el jueves_ fue el más potente en el sur de California en los últimos 20 años y tuvo varias réplicas, algunas de las cuales superaron la magnitud 5.

Existe una probabilidad de uno en 10 de un nuevo sismo de magnitud 7 la próxima semana, dijo la sismóloga Lucy Jones, del California Institute of Technology.

La probabilidad de un temblor de magnitud 5 “es una certeza inminente”, añadió.

Podría haber réplicas del nuevo sismo principal durante años, dijo Jones.
Sin embargo, el temblor difícilmente afectará líneas de falla fuera de la zona, dijo, y destacó que la gigantesca falla de San Andreas es muy distante.

El temblor, que se produjo a las 20.19 hora local (0300 GMT), tuvo su centro a 18 kilómetros (11 millas) de Ridgecrest, la misma zona donde se produjo el temblor anterior.

Se sintió hasta Sacramento en el norte, Las Vegas en el este y México en el sur.

El gobernador Gavin Newsom activó el centro de operaciones de la Oficina de Servicios de Emergencia estatal “al máximo nivel” y dijo que pidió al presidente Donald Trump que emita una declaración de emergencia para que el estado pueda recibir ayuda federal.

Ridgecrest y la zona circundante, que apenas se recuperaban del temblor anterior, recibieron la mayor cantidad de daños. Un apagón afectó a miles de personas, y se informó de edificios agrietados.

“Hay reportes significativos de incendios en estructuras, debido principalmente a filtraciones de gas en toda la ciudad”, y al amanecer podrían aparecer daños aún mayores, dijo Mark Ghilarducci, director de la Oficina de Servicios de Emergencia.

En cuanto a víctimas, solo se registraron heridas menores, dijo el jefe de policía Jed McLaughlin.

Con información de AP.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG