Enlaces para accesibilidad

Tensiones entre Estados Unidos e Irán se desarrollan en territorio iraquí


Soldados estadounidenses evalúan los daños en el sitio de un ataque con cohetes iraní en la base aérea de Ain al-Asad, en Anbar, Irak, el 13 de enero de 2020.

Estados Unidos ha rechazado una solicitud del gobierno iraquí para retirar sus tropas y ha amenazado con posibles sanciones en respuesta a la solicitud. Las tropas estadounidenses están allí para entrenar a las fuerzas locales y luchar contra los militantes del Estado Islámico, dijo el secretario de Estado Mike Pompeo.

Algunos analistas han desestimado las amenazas del gobierno del presidente Donald Trump como una simple retórica, pero se ha informado que se están considerando posibles sanciones. Los analistas dicen que las sanciones contra Irak podrían eliminar el progreso económico, por pequeño que sea, alcanzado en los últimos años. Las sanciones también podrían obligar a Irak a alinearse aún más con los rivales estadounidenses, como Irán.

Mientras las tropas estadounidenses limpian los escombros de una base militar en el oeste de Irak atacada por misiles iraníes, muchos se preguntan cómo se desarrollarán las tensiones entre el gobierno iraquí y el ejército estadounidense tras la eliminación del comandante iraní Qassem Soleimani en Bagdad.

Principalmente, los legisladores chiítas votaron recientemente para expulsar a las fuerzas estadounidenses del país y ahora los manifestantes iraquíes han exigido lo mismo, diciendo que están cansados de ser atrapados entre Estados Unidos e Irán.

Abbas Kadhim, quien encabeza la iniciativa iraquí del Consejo Atlántico de Washington, dice que la muerte de Soleimani a manos de Estados Unidos y la retribución de Irán, ambos en suelo iraquí, socavaron su soberanía.

"El gobierno iraquí no está interesado en expulsar a las tropas estadounidenses. Más aún, son las presiones sobre el gobierno iraquí de Irán, de los amigos de Irán que están dentro de Irak, en su mayoría grupos armados que no necesariamente obedecen las órdenes del comandante en jefe de las fuerzas de seguridad iraquíes, ese es el primer ministro. El primer ministro Adil Abdul-Mahdi teme que dejar a las tropas en Irak las ponga en peligro, ya sea un bombardeo iraní o algún tipo de bombardeo por parte de los grupos armados dentro de Irak", dijo.

Tanto Kadhim como el analista jordano Osama al-Sharif subrayaron que no es una situación fácil de navegar porque EE. UU. tampoco quiere abandonar Irak. Pero puede que tenga que hacerlo en un año.

"Definitivamente, Estados Unidos no quiere abandonar Irak como una presa fácil para Irán. Esto alterará todo el equilibrio geopolítico en la región. Enviará a los sauditas y otros países del Golfo en busca de opciones si no pueden confiar en Estados Unidos como un aliado. Estamos hablando de China, Rusia. Es un gran vacío si Estados Unidos se ve obligado a irse", dijo al-Sharif.

Qadim advierte que las relaciones son tenues, sin embargo, sería mejor negociar a puerta cerrada, en lugar de a través de los medios de comunicación, para preservar los intereses de ambos países.

"Si [Estados Unidos] abandona y critica a Irak con sanciones y medidas económicas paralizantes, eso matará incluso las relaciones diplomáticas. Esa sería una gran pérdida para ambos países", dijo.

Qadim agregó que ambas partes necesitan ganar algo de tiempo para dar una estrategia de salida de la crisis actual sin tener un ganador y un perdedor.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG