Enlaces para accesibilidad

Espectáculo del medio tiempo: tranquilo para ser Lady Gaga


Lady Gaga durante su presentación en el espectáculo de medio tiempo del Super Bowl 51 de la NFL entre los Patriots de Nueva Inglaterra y los Falcons de Atlanta el domingo 5 de febrero de 2017 en Houston.

Gaga fue patriótica desde el comienzo con fragmentos de "God Bless America" y "This Land is Your Land".

La controversial cantante Lady Gaga se describió como una rebelde, pero lo más rebelde que hizo durante el espectáculo del medio tiempo del Super Bowl jugado el domingo, fue dejarse caer desde la parte más alta del NRG Stadium de Houston.

Gaga fue patriótica desde el comienzo con fragmentos de "God Bless America" y "This Land is Your Land" interpretados mientras brillaban luces azules y rojas sobre ella.

No hizo ningún comentario político a pesar de que más de 100 millones de personas la estaban viendo en el estadio y por la televisión, y quizá haya sido mejor así: un país todavía tenso por las elecciones de noviembre y las dos primeras semanas de cambios en la presidencia solo estaba para ver fútbol americano y espectáculo.

El año pasado Beyonce ofendió a algunos con un mensaje de Black Power al presentar la canción “Formation".

Gaga, en cambio, ni siguiera mencionó a Trump y lo único fuera de guión fue saludar a su papá y mamá.

La estrella incluyó en el repertorio "Born This Way", uno de sus éxitos que se ha convertido en un himno por los derechos gay, pero en el contexto del partido, la canción también entró en la temática de aceptar las diferencias que resonó en múltiples mensajes publicitarios transmitidos durante el Super Bowl.

Una vez en el escenario, Gaga dirigió a un gran grupo de bailarines y músicos, así como al público que llevaba linternas de colores y se movía sincronizadamente en medio de la pirotecnia.

Gaga se hizo cargo del espectáculo por su cuenta, a diferencia de algunos de sus predecesores que han invitado estrellas para impulsar sus presentaciones. Algunos tenían la ilusión de que Tony Bennett, con quien ha hecho varios duetos, la acompañara, en cambio sólo se vio brevemente en un comercial.

A pesar de la presión, Gaga actuó bastante bien. Sus temas emblemáticos como "Poker Face" y "Just Dance" fueron divertidos y alegres, pero su mejor interpretación llegó con una canción menos conocida: "Million Reasons", durante la cual se sentó a tocar el piano y mostró un nuevo estilo más allá del pop de su juventud.

El gran final con "Bad Romance" fue de lo más celebrado por el público. Gaga, quien pasó gran parte de la noche con un traje metálico con toques de la era especial, emergió con unas hombreras de futbolista para interpretarla.

XS
SM
MD
LG