Enlaces para accesibilidad

Aumenta presión por proteger a los "dreamers"

  • Voz de América - Redacción

El representante demócrata por Illinois, Luis Gutiérrez, dijo que si Obama se va de la presidencia sin hacer más por proteger a los soñadores, echaría a perder sus logros.

Legisladores demócratas urgen al presidente Barack Obama otorgar un perdón mientras los alcaldes apelan al presidente electo Donald Trump a "sostener y abrazar" a los soñadores.

Líderes demócratas del Congreso y alcaldes de 15 ciudades urgieron tanto al presidente Barack Obama como al presidente electo Donald Trump proteger a los cientos de miles de inmigrantes indocumentados conocidos como “dreamers” o “soñadores”.

Sesenta y cuatro legisladores demócratas pidieron, por segunda vez el miércoles, en una carta dirigida a Obama decretar un perdón para los más de 740.000 jóvenes que han recibido autorización para trabajar y están protegidos de la deportación bajo el programa de Acción Diferida, conocido como DACA.

La idea es que Obama los perdone por sus ofensas civiles a la ley de inmigración y que al hacerlo su presencia en Estados Unidos deje de ser ilegal.

La Casa Blanca insiste en que eso solo se puede lograr a través del Congreso.

El representante demócrata por Illinois, Luis Gutiérrez, uno de los mayores defensores de los inmigrantes, dijo que si Obama se va de la presidencia sin hacer más por proteger a los soñadores, echaría a perder su legado y daría a la gente “un fuerte argumento” para pensar que creó el DACA solo por razones políticas.

“Tiene que hacer algo más que simplemente decir ‘Oh, hablé con el presiente electo y le dije que no sería buena idea’. Hay que hacer más…No está haciendo lo suficiente”, dijo Gutiérrez sobre Obama a la publicación The Huffington Post.

Otros legisladores, como los senadores Dick Durbin, demócrata por Illinois, y Lindsey Graham, republicano por Carolina del Sur, no están seguros que presionar a Obama sea la mejor táctica, y prefieren enfocarse en Trump.

Eso es lo que hizo Emanuel el miércoles, al dirigirse a Trump.

"Son algo que debemos sostener y abrazar", dijo a los periodistas quien fuera el primer jefe de gabinete de Obama en la Casa Blanca. “Están trabajando duro por el 'Sueño Americano', han dado a las autoridades todos sus datos y no tienen culpa" de lo que hicieron sus padres.

En una entrevista publicada por la revista Time, Trump admitió que esos jóvenes están en una "situación muy difícil" desde un punto de vista humanitario y aseguró que buscará una solución para ellos que los hará “felices y orgullosos”.

“Ellos fueron traídos aquí a muy temprana edad, ellos han trabajado aquí, van a la escuela. Algunos son buenos estudiantes y tienen trabajos maravillosos. Ellos están en la tierra de nunca jamás porque no saben qué es lo que va suceder”, dijo Trump.

Emanuel dijo que también defendió ante Trump el concepto de "ciudad santuario", utilizado por localidades como Chicago o Nueva York por la protección que brindan a residentes indocumentados.

Mientras tanto, la ciudad de Nueva York dijo que dejará de conservar archivos con la información personal de futuros solicitantes de credenciales de identificación municipal, las cuales son muy socorridas por los inmigrantes, aun cuando se le ha impedido vía judicial que destruya de momento más de 900.000 expedientes de credenciales ya emitidas.

La portavoz de la alcaldía Rosemary Boeglin dijo el miércoles que la ciudad continuará verificando, pero que ya no retendrá las copias de pasaportes, actas de nacimiento, historial educativo y otros documentos entregados por los nuevos solicitantes de las tarjetas de identidad que expide la ciudad, para que luego no sean ubicados y deportrados.

Su opinión

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG