Enlaces para accesibilidad

Sobrevivientes de persecución religiosa hablan contra el odio y la intolerancia


Ministros de Relaciones Exteriores de 100 países se reunieron el martes 16 de julio de 2019 a sobrevivientes de masacres en iglesias, mezquitas y sinagogas para pedir tolerancia y respeto por la libertad religiosa y el pluralismo religioso en todo el mundo.

Ministros de Relaciones Exteriores de 100 países se unieron el martes en el Departamento de Estado con sobrevivientes de masacres en iglesias, mezquitas y sinagogas para pedir tolerancia y respeto por la libertad religiosa y el pluralismo religioso en todo el mundo.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, y el embajador de Estados Unidos para la Libertad Religiosa, Sam Brownback, dijeron que esta cumbre de la libertad religiosa tiene la intención de hacer que personas de diferentes credos se unan para enfrentar la persecución religiosa y los ataques mortales en los lugares de culto.

"A todas las personas, de todos los lugares del mundo, se les debe permitir practicar su fe abiertamente, en sus hogares, en sus lugares de culto, en la plaza pública, y creer en lo que quieran creer", dijo Pompeo.

Los sobrevivientes de la reciente persecución religiosa y los ataques proporcionaron un poderoso testimonio, entre ellos Nadia Murad, laureada con el Premio Nobel de la Paz, quien estuvo en cautiverio del exgrupo Estado Islámico en el norte de Irak.

"La historia y las investigaciones nos han enseñado una y otra vez que el genocidio es un proceso continuo. Casi 350.000 yazidis siguen varados en los campamentos de desplazados internos en Kurdistán. Más de 3.000 mujeres y niños yazidi siguen desaparecidos. En 2014 la comunidad internacional apoyó la causa Yazidi. Hoy los Yazidi han sido abandonados en gran parte", dijo Murad.

Yamini Ravidran sobrevivió los tiroteos del domingo de Pascua de este año en iglesias cristianas en Sri Lanka.

"El impacto que ha tenido en nuestra comunidad, en particular en la comunidad cristiana, nos ha dejado con una psicosis de miedo como nunca antes", expresó Ravidran.

Farid Ahmed sobrevivió al tiroteo en una mezquita en Christchurch, Nueva Zelanda, pero su esposa fue asesinada cuando intentaba empujar su silla de ruedas hacia la salida. Dijo que su fe le enseñó a perdonar al asesino.

"El Corán me ha enseñado que, si alguien te hace cosas malas, a cambio, haz el bien. Si alguien te hace mal, haz lo contrario. Así que él me odió y yo le di amor", comentó Ahmed.

Los sobrevivientes dijeron que las tragedias han ayudado a personas de diferentes credos a unirse contra el fanatismo y el odio.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG