Enlaces para accesibilidad

Gobierno sirio se unirá a conversaciones de paz en Ginebra


El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura (izquierda) y el jefe de Comisión de Negociación Siria, Nasr al-Hariri, se dan la mano previo al inicio de las conversaciones de paz en Ginebra, Suiza, el martes, 28 de noviembre de 2017.

Negociadores del gobierno sirio son esperados el miércoles en Ginebra para unirse a las conversaciones de paz encabezadas por las Naciones Unidas con el fin de poner fin a casi siete años de combates.

Las conversaciones se iniciaron el martes con una reunión del enviado de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, con la delegación de la oposición. Tras la reunión el funcionario dijo que las dos partes tendrían la posibilidad de negociaciones directas en Ginebra.

“Las vamos a ofrecer. Veremos si esto ocurre. Pero ofreceremos eso”, dijo de Mistura.

La agencia de noticias estatal siria SANA dijo que el arribo retrasado de la delegación gubernamental se debió a la demanda de la oposición de que el presidente Bashar al-Assad renuncie como parte de cualquier transición política.

Ese tema ha perdurado como un punto de fricción durante años en los intentos de la ONU de que el gobierno y los rebeldes acuerden un mapa de ruta para el futuro de Siria.

De Mistura dijo antes de las conversaciones que creía que es posible que las dos partes achiquen sus diferencias mientras negocian bajo un marco de trabajo aprobado por el Consejo de Seguridad de la ONU que pide una nueva Constitución y elecciones. Pero reiteró que su equipo de mediación no aceptará que ninguna de las partes ingrese a las conversaciones con precondiciones.

“Esta crisis, una de las peores en la historia de las Naciones Unidas, ahora tiene el potencial de avanzar a un genuino proceso político”, dijo el enviado. “Vemos que emerge el consenso internacional, y debemos comenzar a cambiar el proceso hacia resultados concretos, posibilitando que los sirios determinen su propio futuro libremente”.

El profesor Anthony Billingsley, de la Universidad de New South Wales, dijo a la Voz de América que con los avances que han logrado las fuerzas armadas sirias con el respaldo de Rusia e Irán, las esperanzas de los rebeldes de derrocar a Assad no son realistas en este momento.

“Todos aparte de algunos de los grupos de oposición, y quizás EE.UU., han aceptado que Assad no necesariamente tiene que irse. Entonces hay un problema fundamental ahí si las conversaciones de Ginebra van a tener algún progreso”, dijo Billingsley.

El gobierno sirio, entre tanto, acordó el martes un cese el fuego en Ghouta oriental, un área en poder de los rebeldes, de acuerdo con de Mistura.

Ghouta oriental, ubicada al este de Damasco, está entre los restantes baluartes de la oposición en Siria y una de las “zonas de deescalalda” que fueron establecidas para reducir la violencia.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG