Enlaces para accesibilidad

Observadores: Siria toma control total de Alepo


Un niño sirio y su familia evacuados de la asedidada ciudad de Alepo llegan a un campo de refugiados en Rashidin, cerca de Idlib, Siria.

Las evacuaciones no han terminado informaron fuentes de la ONU y de los rebeldes sirios.

El Gobierno del presidente Bashar al-Assad tomó el miércoles el control total de la ciudad de Alepo tras la salida de la última tanda de rebeldes, dijo el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, pero una fuente de la ONU y representantes insurgentes señalaron que las evacuaciones todavía no han terminado.

La salida de los rebeldes de la parte oriental de la ciudad continuaban durante la tarde del miércoles, dijo a Reuters un funcionario de la ONU en Siria. En tanto, un portavoz rebelde sostuvo que el mal tiempo había retrasado las salidas de Alepo.

Otras dos fuentes rebeldes dijeron que el proceso de evacuación no había terminado. Una sostuvo que quedaban unos 2.000 rebeldes y civiles aguardando para ser transportados.

Detrás de quienes huían de la zona rebelde de Alepo quedaba una tierra devastada de edificios destruidos, escombros y muros con impactos de bala, donde vivían decenas de miles de personas hasta hace pocos días bajo un intenso bombardeo, incluso tras el colapso de los servicios médicos y de socorro.

Las áreas bajo control rebelde del otrora floreciente centro económico, con sus célebres antigüedades, fueron destrozadas durante la guerra, en la que han muerto más de 300.000 personas, creando la peor crisis mundial de refugiados y permitiendo el ascenso de Estado Islámico.

Sin embargo, en la zona occidental de la ciudad, un área mucho mayor en manos del Gobierno durante la guerra, hubo grandes fiestas en la noche del martes, junto con el encendido de un árbol de Navidad, mientras los residentes celebraban el fin de los combates.

El Ejército sirio hizo uso de parlantes para emitir advertencias a los rebeldes de que estaba a punto de entrar en su zona y les exigió acelerar la evacuación.

El control total de Alepo es un gran triunfo para Assad y sus principales aliados, Irán y Rusia, contra los rebeldes que le desafiaron durante cuatro años en la ciudad más poblada de Siria.

Reuters

XS
SM
MD
LG