Enlaces para accesibilidad

Senadores discuten derecho al aborto, mientras Trump elige candidato a Corte Suprema


La Corte Suprema de Justicia de EE.UU. contará con un nuevo juez que será escogido por el presidente Donald Trump.

El derecho al aborto se convertió en uno de los temas de discusión más relevantes el domingo entre los senadores que votarán al candidato que el presidente Donald Trump proponga para ser el nuevo juez de la Corte Suprema para reemplazar a Anthony Kennedy, quien se jubilará a fin de mes.

“Mis colegas de ambos lados [demócratas y republicanos] saben que este podría ser una de las votaciones más importantes de toda su carrera”, dijo la senadora demócrata Maria Cantwell en el programa Meet the Press de NBC. “Si votan por alguien que vaya a cambiar un precedente legal, podría ser una decisión que acabe con su carrera”, añadió.

El aborto es legal en Estados Unidos desde la decisión histórica de la Corte Suprema en 1973 conocida como Roe versus Wade. Las decisiones subsecuentes de la corte han reforzado el derecho de la mujer a interrumpir sus embarazaos.

Desde que se erigió como candidato en 2016, Trump señaló su intención de abrir el camino para anular Roe versus Wade nominando juristas conservadores, quienes probablemente crean que la decisión de la corte en 1973 fue errada.

“Sucederá y sucederá automáticamente, en mi opinión, porque estoy poniendo jueces pro vida en la corte”, dijo el presidente Trump en un debate presidencial contra la candidata demócrata Hillary Clinton.

Sin embargo, en una entrevista que se emitió el domingo en Fox News, el presidente dijo que “probablemente” no le preguntaría a su candidato qué votaría en Roe versus Wade, ya que está colocando a “gente conservadora” en la corte.

Sin garantías

Algunos senadores que se oponen al aborto dicen que, sin importer a quién nomine el presidente y qué tan a la derecha acabe la composición ideológica de la Corte Suprema, no hay garantías sobre las decisiones que se tomen respecto al aborto o cualquier otro tema divisivo.

Lindsey Graham, senador republicano por Carolina del Sur.
Lindsey Graham, senador republicano por Carolina del Sur.

“Soy pro-vida”, dijo el senador republicano Lindsey Graham en Meet the Press. “[Pero] no se puede anular un precedente a menos que exista una buena razón. Les diría a mis amigos pro vida que se puede ser pro vida y conservador pero también se puede creer en el stare decisis [permitir que un precedente legal se mantenga]. Roe versus Wade ha sido reafirmado en muchas maneras a través de los años”, dijo el senador por Carolina del Sur.

Los demócratas no podrán bloquear al candidato de Trump por sí solos, pero podrían conseguir el apoyo de republicanos moderados que estén a favor del derecho al aborto.

“No apoyaría a un candidato que demostrase hostilidad hacia Roe v. Wade porque para mí eso significaría que su filosofía judicial no incluye el respeto por las decisiones establecidas”, dijo la senadora republicana por Maine Susan Collins en el programa State of the Union de CNN.

Los senadores republicanos han prometido una votación sobre la confirmación del nuevo juez antes de las elecciones de mitad de período en noviembre.

“El Senado votará por un sucesor del juez Kennedy este otoño”, dijo el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConell. “El candidato del presidente debe ser considerado justamente”, agregó.

El año pasado, tres senadores demócratas se unieron a los republicanos para confirmar al primer candidato del presidente Trump, para la Corte Suprema, Neil Gorsuch, un conservador acérrimo. El presiente Trump podría tener aún más vacantes que llenar en la Corte Suprema, ya que Kennedy es uno de los cuatro jueces que la componen que tienen más de 70 años.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG