Enlaces para accesibilidad

Senadores cuestionan el uso de la tecnología de reconocimiento facial


En total 21 estados y Washington D.C. permiten al FBI acceso a las licencias y las fotos de los conductores, de acuerdo con un informe de la Oficina de Rendición de Cuentas publicado el mes pasado.

La Comisión de la Cámara de Representantes cuestionó el miércoles el uso de la tecnología de reconocimiento facial por parte del Departamento de Seguridad Nacional, en medio de un clima de críticas al uso que agencias federales le dan a esta herramienta.

Los legisladores presionaron a los funcionarios sobre la exactitud de la tecnología y los prejuicios raciales de los algoritmos, los cuales ha sido cuestionada duramente por activistas y otros congresistas.

Recientemente, un video de la representante Alexandria Ocasio-Cortez afirmando que la tecnología de reconocimiento facial comete más errores al identificar a personas pertencientes a grupos étnicos minoriatarios se volvió viral en las redes sociales.

Los mismas preocupaciones se hicieron notar en la audiencia. “¿Quién se imagina lo que podría haber hecho el Sr. J Edgar Hoover con esta tecnología?”, dijo el representante de Texas, Al Green.

Aunque hubo un acuerdo por parte de los senadores de ambos partidos respecto a las preocupaciones que el uso de esta tecnología genera en la ciudadanía, no hubo propuestas (ni consenso) claras sobre qué hacer para regularla.

Mientras algunos demócratas llamaron que las agencias federales pararan el de usar esta herramienta, legisladores republicanos no la condenaron de manera directa.

El representante Michael McCaul dijo que el reconocimiento facial “en verdad ha protegido al país” en contra de amenazas a la seguridad. Por su parte, el legislador Mike Rogers dijo que prohibir por completo su uso es “una manera fácil de evader las preguntas complicadas”.

En el panel testificaron altos mandos del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE), el Servicio Secreto y el Departamento de Seguridad Nacional.

El lunes, el diario The Washington Post publicó un reportaje en el que se aseguraba que tanto ICE como el Buró de Investigaciones Federales (FBI) han tenido acceso y usado tecnología de reconocimiento facial en bases de datos de las licencias de conducir que contienen la información de más de 50 millones de personas.

Archivos públicos obtenidos por el Centro Legal de Georgetown sobre Privacidad y Tecnología ofrecen la primera evidencia de que el Servicio, conocido por sus siglas en inglés, ICE, había pedido acceso a las fotos de licencias de conducir. El escaneo se produjo en Utah, Vermont y Washington. Los tres estados conceden licencias de conducir a inmigrantes que están en el país sin permiso y aceptaron el pedido del ICE, de acuerdo con documentos a los que tuvo acceso Associated Press.

En total 21 estados y Washington D.C. permiten al FBI acceso a las licencias y las fotos de los conductores, de acuerdo con un informe de la Oficina de Rendición de Cuentas publicado el mes pasado. El informe dijo que el FBI tiene acceso a 640 millones de fotos, incluidas de solicitudes de visa, y que más de 390.000 fotos fueron examinadas desde el 2011, el año en que el FBI incorporó análisis faciales a su banco de huellas digitales.

La preocupación en torno a la privacidad asociada con el creciente uso del reconocimiento facial va en aumento. San Francisco (California) y Somerville (Massachusetts) son las primeras ciudades de Estados Unidos que prohíben el uso del reconocimiento facial por parte de sus organismos policiales y municipales. Amazon ha sido muy criticada por suministrar esa tecnología a los organismos policiales.

Activistas piden prohibición total

Organizaciones en defensa de los derechos civiles y la privacidad han criticado ampliamente el uso de esta tecnología. La ONG ‘Fight for the Future’ hizo el martes un llamado a una prohibición al uso de vigilancia por medio del reconocimiento facial por parte del gobierno.

“El reconocimiento facial es diferente a cualquier otra forma de vigilancia. Permite el monitoreo automatizado y ubicuo de toda una población, y es casi imposible de evitar”, escribió el grupo en un comunicado.

Los activistas también temen que el gobierno de Donald Trump emplee esa tecnología para arrestar a inmigrantes sin papeles. Shankar Narayan, de la Unión de Libertades Civiles (ACLU por sus siglas en inglés), de Washington, dijo a AP que los organismos policiales “ven una gran oportunidad de usar estas tecnologías... para hacer cumplir los estatutos de inmigración de una forma que no es la pensada”.

En un correo electrónico a la Voz de América, ICE dijo que “tiene la habilidad de colaborar con agencias externas, locales, federales e internacionales para obtener información que pueda asistir en un caso”.

“Se trata de un procedimiento establecido que es consistente con otras agencias policiales”, dijo la Oficina de Asuntos Públicos de ICE

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG