Enlaces para accesibilidad

Secretario de trabajo de EE.UU. defiende el acuerdo de culpabilidad de Epstein


El secretario de Trabajo de Estados Unidos, Alexander Acosta, hace una declaración sobre su participación en un acuerdo de no procesamiento con el financiero Jeffrey Epstein, quien ahora ha sido acusado de tráfico sexual de niñas menores de edad.

El secretario de Trabajo de Estados Unidos, Alexander Acosta, defendió su manejo del caso de tráfico sexual que involucraba al financiero Jeffrey Epstein, ahora encarcelado y acusado por tráfico con niñas menores de edad.

Además, rechazó una posible renuncia que ha sido solicitada por los demócratas recientemente e incluso señaló que tiene el apoyo del presidente republicano, Donald Trump: "Mi relación con el presidente es excelente", dijo.

Acosta, quien era un fiscal de EE. UU. en ese entonces, ha sido criticado porque su oficina aprobó el acuerdo de no prosecución que aprobó hace más de 10 años y que permitió a Epstein, a quien llamó "depredador sexual", evitar la responsabilidad total.

El acuerdo federal de no persecución de 2007 en Florida, donde Acosta se desempeñaba como abogado de Estados Unidos, permitió a Epstein llegar a un acuerdo en 2008 por un delito menor de prostitución y cumplir 13 meses en una cárcel del condado, con licencia durante el día. También tuvo que registrarse como delincuente sexual. Un juez a principios de este año dictaminó que el acuerdo era ilegal.

Al respecto, Acosta dijo: "Sin el trabajo de nuestros fiscales, Epstein se habría salido con la suya con el cargo estatal" y habría evitado la cárcel, dijo. Y señaló que, si su oficina no hubiera intervenido, Epstein solo habría enfrentado un cargo de los fiscales estatales.

El secretario de trabajo también señaló que no diría si tomaría la misma decisión con respecto a Epstein, hoy en día: "Vivimos en un mundo diferente; el mundo de hoy no permite que la víctima se avergüence de lo que habría ocurrido en el juicio hace 12 años (...) No creo que podamos decir, tome un caso que es tan antiguo y sepa cómo se desarrollaría hoy".

Acosta, quien defendió su manejo del caso en un par de tweets el martes, dijo que cumpliría con cualquier investigación. Trump, por su parte, lo respaldó.

Los demócratas en el Congreso, por su parte, pidieron a Acosta que renuncie, por el acuerdo que llegó años atrás e instaron al Departamento de Justicia a publicar su revisión.

Acosta dijo que dio la bienvenida al nuevo caso, diciendo a Epstein: "Sus actos son despreciables". "Los hechos son importantes y los hechos se pasan por alto", dijo Acosta.

Marc Short, jefe de personal del vicepresidente Mike Pence, también defendió la conducta de Acosta y le dijo a los reporteros: "La realidad es que los abogados defensores en ese caso en realidad intentaron que Alex fuera retirado porque pensaron que era un fiscal tan agresivo en este caso".

"Como escuchó a Alex decir ayer, nos complace que haya pruebas adicionales que puedan ser procesadas", dijo Short. "Los crímenes son atrocidades y ciertamente deben ser procesados en la máxima medida de la ley".

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG