Enlaces para accesibilidad

Estudio: Ejercicio ayuda a evitar recurrencia de cáncer de mama


El ejercicio nunca puede sustituir a la terapia contra el cáncer, pero podría ser una estrategia de apoyo eficaz, dijo uno de los investigadores de un estudio de la Universidad de Copenhague.

(Reuters Health) - El ejercicio ha estado ligado durante mucho tiempo a mejores resultados para las mujeres con cáncer de mama, y un estudio reciente podría explicar por qué.

El ejercicio breve que es lo suficientemente intenso como para elevar su ritmo cardíaco y hacer que usted respire fuertemente activa las vías moleculares en el cuerpo que impulsan sustancias químicas llamadas catecolaminas, tales como la epinefrina, que suprimió el crecimiento de células de cáncer de mama, descubrieron investigadores daneses.

"Es importante resaltar que el entrenamiento con ejercicios y epinefrina no impidieron completamente la formación de tumores, pero indujeron una reducción del 50%", dijo a Reuters Health Pernille Hojman, de la Universidad de Copenhague.

"Por lo tanto, el entrenamiento de ejercicio nunca puede sustituir a la terapia contra el cáncer, pero podría ser una estrategia de apoyo eficaz, que además de los efectos biológicos, también se ha demostrado que aumenta la calidad de vida de los pacientes y el sentido de empoderamiento".

Muchos estudios de población han demostrado que el ejercicio puede reducir el riesgo de cáncer de mama de una mujer y, en las mujeres que ya tienen cáncer de mama, puede evitar que regrese. Pocos estudios han examinado cómo funciona esto.

El equipo de Hojman utilizó ratones experimentales implantados con tumores de cáncer de mama humano así como células tumorales en tubos de ensayo para investigar cómo las muestras de suero de mujeres sanas y pacientes de cáncer de mama antes y después del ejercicio afectaban el desarrollo de las células tumorales de mama y qué mecanismos estaban involucrados.

Ellos encontraron que las muestras de suero tomadas después del ejercicio redujeron la capacidad de las células tumorales para crecer en tubos de ensayo o en ratones.

Sólo el 45 por ciento de los ratones con tumores empapados en suero post-ejercicio desarrollaron tumores, en comparación con el 90 por ciento de los ratones con tumores no expuestos a suero post-ejercicio o expuestos a suero pre-ejercicio.

Los investigadores rastrearon esta actividad antitumoral a un aumento de epinefrina y norepinefrina que se produce con el ejercicio moderadamente intenso y su efecto sobre la vía de señalización genética conocida como Hippo que, entre otras cosas, ayuda a suprimir el desarrollo de tumores.

Este efecto surgió sólo con muestras de suero tomadas después de 15 minutos de ejercicio de moderada a alta intensidad, según el informe en Cancer Research, y no estaba relacionado con el peso corporal del donante de suero, los niveles de azúcar en la sangre ni las respuestas inmunes.

"En nuestro estudio, encontramos que los pacientes con cáncer de mama en la quimioterapia adyuvante, eran de hecho capaces de realizar el ejercicio necesario, por lo que es factible para los pacientes de cáncer hacer el entrenamiento que estamos proponiendo", Hojman señaló en una entrevista por correo electrónico.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG