Enlaces para accesibilidad

El Kremlin pide investigar llamadas de opositor al boicot electoral


Tal como se esperaba, el máximo organismo electoral del país votó el lunes a favor de vetar oficialmente la candidatura del activista anticorrupción Alexei Navalny.

El Kremlin pidió el martes investigar si los llamados del líder opositor Alexei Navalny, a boicotear las elecciones presidenciales de marzo de las que ha sido proscrito de participar, infringen la ley.

Tal como se esperaba, el máximo organismo electoral del país votó el lunes a favor de vetar oficialmente la candidatura del activista anticorrupción Navalny para las elecciones presidenciales del próximo marzo.

Navalny respondió con un comunicado en video en el que dijo que la decisión demuestra que el presidente, Vladimir Putin, "está terriblemente asustado y teme enfrentarse conmigo" y pidió a sus seguidores que boicoteen los comicios como protesta.

Putin, que lleva 18 años en el poder, anunció este mes su candidatura a la reelección, pero por ahora ha evitado hacer campaña. En contraste, Navalny su rival más conocido, lleva todo el año haciendo campaña y desplazándose a los lugares más remotos del país.

Los sondeos de opinión apuntan a una victoria cómoda de Putin en la votación de marzo.

El portavoz de Putin, Dmitry Peskov, declinó hacer comentarios el martes sobre la decisión de la Comisión Electoral de vetar a Navalny, aunque dijo que "las llamadas al boicot deberían ser cuidadosamente estudiadas para ver si infringen la ley".

Peskov también rechazó las sugerencias de que la ausencia de Navalny en las papeletas pueda mermar la legitimidad de la posible reelección de Putin.

La ley rusa no considera ilegal un boicot electoral, pero las autoridades bloquearon el año pasado el acceso a varios sitios web que llamaban a boicotear la votación.

Navalny saltó a la fama en 2009 con investigaciones sobre la corrupción en el gobierno y se convirtió en líder de las protestas cuando cientos de miles tomaron las calles en Rusia en 2011 para protestar contra el fraude electoral.

Unos pocos años más tarde y tras varia estancias breves en prisión, Navalny afrontó cargos de fraude en dos casos distintos, que se interpretaron como represalias políticas dirigidas a impedir que optara a un cargo público.

En su única campaña oficial antes de que entrara en vigor su primera condena, Navalny obtuvo el 30% de los votos en la carrera por la alcaldía de Moscú en 2013.

La Unión Europea indicó en un comunicado el martes que la decisión de mantener a Navalny fuera de la contienda "plantea importantes dudas sobre el pluralismo político en Rusia y la perspectiva de elecciones democráticas el año que viene".

La portavoz de la UE para asuntos exteriores, Maja Kocijancic, recordó un fallo de la Corte Europea de Derechos Humanos sobre que Navalny vio negado su derecho a un juicio justo cuando fue condenado en 2013.

"Los cargos con motivaciones políticas no deberían utilizarse contra la participación política", afirmó Kocijancic.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG