Enlaces para accesibilidad

Reserva Federal reduce tasas de interés, por primera vez en una década


La Fed redujo su tasa referencial, que afecta a los préstamos de individuos y corporaciones, en un cuarto de punto a un margen de entre 2 y 2,25%.

La Reserva Federal redujo el miércoles su tasa de interés referencial por primera vez en una década para estimular la economía estadounidense, en medio de adversidades como las disputas comerciales emprendidas por el presidente Donald Trump, la baja inflación y los desalentadores pronósticos económicos mundiales.

La Fed redujo su tasa referencial, que afecta a los préstamos de individuos y corporaciones, en un cuarto de punto a un margen de entre 2 y 2,25%. Es la primera disminución de las tasas desde diciembre del 2008, cuando Estados Unidos se encontraba en medio de la Gran Recesión y el banco central redujo las tasas a casi cero y las mantuvo allí hasta el 2015.

El presidente Donald Trump no tardó en criticar la decisión, diciendo que la rebaja no era suficiente y que Powell, había decepcionado de nuevo. El mandatario lleva arremetiendo un año contra Powell y su institución, que ha subido los tipos de interés en varias ocasiones. Trump ha calificado de "innecesarios" los aumentos de interés.

En Twitter, Trump dijo que lo que el mercado quería oír de Powell era que la medida señalara "el inicio de un largo y agresivo ciclo de recorte de intereses para seguirle el pulso de China, la Unión Europea y otros países”.

Sin embargo, escribió Trump “Powell nos decepcionó, como suele hacerlo (…) ganamos de todos modos, pero estoy seguro de que no nos está ayudando mucho la Reserva Federal”.

Fueron tales los ataques de Trump contra Powell, que el presidente de la Reserva Federal se vio obligado a responder en el Capitolio si dejaría el cargo bajo petición del mandatario.

“La ley dice claramente que mi mandato son cuatro años y pienso cumplirlos”, aseguró Powell, quien también defendió la independencia de la Reserva Federal y aseguró que la rebaja de los tipos de interés no responde a las críticas y a la presión ejercida por el presidente Donald Trump.

El banco central estadounidense reiteró además su disposición a “actuar como sea apropiado a fin de mantener la expansión económica”, lo que se interpreta como una insinuación de futuros recortes de las tasas de interés.

En una rueda de prensa, el miércoles, el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dijo que cualquier reducción futura dependerá de los datos entrantes y los riesgos para las perspectivas de la Fed. Pero agregó que puede haber más recortes, solo que no muchos, después de que la Fed redujera las tasas por primera vez en casi 11 años. "No dije que fuera solo uno o algo así", dijo Powell.

El presidente de la Fed dijo que una larga serie de recortes de tasas indicaría un debilitamiento de la economía, mientras que la medida del miércoles fue para mantener el crecimiento.

También señaló que nunca toma en cuenta consideraciones políticas y que no conduce la política monetaria para demostrar independencia.

Powell enfatizó en que no debe haber razón para que no se mantenga la expansión económica de EE.UU. y que el panorama para la economía estadounidense sigue siendo favorable.

La reacción inicial en los mercados financieros fue de indiferencia. Las acciones iban bajando levemente a las 2 de la tarde hora de Nueva York, cuando se anunció la medida.

La Fed dijo en un comunicado, al finalizar su reunión de política monetaria de dos días, que decidió bajar la tasa "a la luz de las implicaciones para el panorama económico de los desarrollos globales así como por la débil inflación".

El banco central dijo que "continuará monitoreando" cómo la nueva información afecta a la economía, y agregó que "actuará según sea apropiado para sostener" una expansión económica récord en Estados Unidos.

El presidente de la Reserva Federal de Boston, Eric Rosengren, y la presidenta de la Reserva Federal de Kansas City, Esther George, tuvieron una opinión distinta a la mayoría y argumentaron en favor de mantener las tasas sin cambios. La economía hoy en día está en condiciones mucho mejores a pesar de los riesgos contra la más dilatada expansión económica estadounidense en la historia.

La medida del banco central fue aprobada por ocho votos a favor y dos en contra. Se opusieron, Esther George, presidenta del banco de Kansas City y Eric Rosengren, director de la Fed de Boston, que querían mantener las tasas intactas.

En la rueda de prensa del miércoles, Powell también señaló que el débil crecimiento mundial, la incertidumbre en la política comercial y la contenida inflación han preocupado a la FED.

Comparado a como estaba cuando el banco central redujo por última vez sus tasas de interés, la economía hoy en día está en buenas condiciones a juzgar por distintas variables. Los consumidores están comprando, el desempleo está cerca de un mínimo no visto en medio siglo y lucen escasas las probabilidades de una nueva recesión.

Sin embargo, la Fed, bajo la tutela de Powell ha señalado diversas presiones económicas, como las guerras comerciales de Trump, la debilidad económica de Europa y Asia y una baja inflación que sigue estando por debajo de la meta de 2% que quiere el banco central.

Es por ello que la Fed ha decidido que una reducción de las tasas ahora _ y posiblemente otras próximamente_ podrían servir de garantía. La hipótesis es que las bajas tasas de interés estimularán el crédito y el consumo y así impulsarán el crecimiento económico. Wall Street parece afín a la idea, pues ha tenido un crecimiento sostenido desde inicios de año.

Powell y otras autoridades de la Fed se han situado en un punto medio en las últimas semanas, señalando riesgos como la continua incertidumbre en el frente comercial, la baja inflación y un debilitamiento de la expansión global, pero reiteraron la visión de que la economía de Estados Unidos está en un buen pie.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG