Enlaces para accesibilidad

Trump culpa a republicanos de "enredo" por techo de deuda

  • Voz de América - Redacción

Paul Ryan junto al jefe de la bancada republicana en el Senado, Mitch McConnell fueron señalados por el presidente como culpables del "enredo".

El presidente Donald Trump pareció tomar distancia del Congreso dominado por los republicanos, al criticar a los líderes de ambas cámaras por no haber seguido su consejo de elevar el techo de deuda, lo que podría haber evitado el actual “enredo” legislativo.

Trump escribió en un tuit que aconsejó al jefe de la bancada republicana en el Senado, Mitch McConnell, y al presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, que ligaran la aprobación de la legislación que sube el límite de endeudamiento con una medida sobre los veteranos que firmó el 12 de agosto.

“Pedí a Mitch M & Paul R que vincularan la legislación sobre el Techo de Deuda al popular proyecto de veteranos (que acaba de aprobarse) para una fácil aprobación”, escribió Trump.

“No lo hicieron y ahora tenemos un problema con los demócratas retrasando (como es habitual) la aprobación del Techo de Deuda. Podría haber sido tan fácil, ¡ahora es un desastre!”, agregó.

Su comentario parece tener el objetivo de que la culpa de un nuevo fracaso legislativo —ya sea con el manejo de la deuda, la aprobación del presupuesto o la reforma impositiva—caiga solamente sobre los congresistas.

Pero la Casa Blanca dijo que las relaciones entre Trump y los líderes republicanos “están bien”.

Ryan dijo no tener dudas de que el Congreso podrá “aprobar legislación que asegure que paguemos nuestras deudas”.

“Yo no estoy preocupado de que no vayamos a conseguir hacer nada porque lo vamos a hacer”, dijo durante una visita a una fábrica de Boeing en el estado de Washington.

Igualmente, McConnell dijo hace unos días que hay “cero posibilidad, ninguna posibilidad, de que no subamos el techo de la deuda”.

El Departamento del Tesoro, que ya está implementando “medidas extraordinarias” para seguir al día con sus obligaciones, aseguró que el límite a la cantidad que el Gobierno federal puede tomar prestado debe ser elevado para el 29 de septiembre.

El asunto es una de las medidas más destacadas que deberá afrontar el Congreso cuando el 5 de septiembre retorne de su receso. Los legisladores tendrán además unos 12 días hábiles desde su regreso para aprobar iniciativas de gasto para mantener al Gobierno funcionando.

Trump amenazó el martes con paralizar el gobierno si el Congreso no garantiza la financiación de una de sus grandes promesas electorales: un muro fronterizo con México. Su amenaza sumó una nueva complicación a la batalla que libran desde hace meses los republicanos para lograr un acuerdo presupuestario, agitó a los mercados y generó críticas en sus propias filas.

El renovado ataque de Trump contra los líderes republicanos se produjo apenas un día después de que la Casa Blanca y McConnell emitieran comunicados por separado que aseguraban que seguían trabajando juntos en sus prioridades compartidas, un intento por rebatir reportes que aseguran que la relación entre ambos se está desmoronando.

El mandatario también reiteró sus ataques contra McConnell el jueves por no lograr la aprobación en julio de una ley para reemplazar el Obamacare, combatida por los republicanos desde su aprobación en 2010. "El único problema que tengo con Mitch McConnell es que, tras escuchar Derogación & Reemplazo durante 7 años, ¡fracasó! ¡NUNCA debería haber ocurrido!", tuiteó Trump.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG