Enlaces para accesibilidad

Economía añade 156.000 nuevos empleos en diciembre

  • AP

La baja tasa de desempleo está obligando a algunas empresas a ofrecer salarios más altos para atraer y mantener a los trabajadores.

El Departamento de Trabajo dijo que la tasa de desempleo subió un 4,7% desde el mínimo de nueve años de 4,6%.

La economía estadounidense agregó 156.000 empleos en diciembre, cerrando un año de menores pero sólidas contrataciones, que el presidente electo Donald Trump heredará del presidente Barack Obama.

El Departamento de Trabajo dijo que la tasa de desempleo subió un 4,7% desde el mínimo de nueve años de 4,6%.

El salario por hora subió un 2,9% respecto al año anterior, el mayor incremento en más de siete años. Esa es una señal positiva de que la baja tasa de desempleo está obligando a algunas empresas a ofrecer salarios más altos para atraer y mantener a los trabajadores. El lento crecimiento de los sueldos de los estadounidenses ha sido un punto débil desde hace mucho tiempo en la recuperación económica.

Para todo el año 2016, el crecimiento del empleo promedió 180.000 al mes, frente a los 229.000 en 2015, pero las cifras fueron suficiente para reducir el desempleo a lo largo del tiempo.

Los puntos débiles permanecen en el mercado de trabajo: una porción más pequeña de estadounidenses o tiene trabajo o está buscando uno que antes de la recesión. Esto es particularmente cierto para los hombres. Muchos hombres, especialmente aquellos sin educación universitaria, han sufrido ha medida que el mercado de trabajo ha cambiado de empleos en la industria manufacturera, hacia las industrias que requieren habilidades superiores, como la tecnología de la información, o que pagan menos y son dominadas por mujeres, como la atención sanitaria.

Aunque la tasa de desempleo está en un nivel saludable, la proporción de estadounidenses en sus primeros años de trabajo que están trabajando o buscando trabajo permanece muy por debajo de su nivel anterior a la recesión. Cuando la gente deja de buscar un trabajo, ya no se cuenta como desempleados. Esos "abandonos" han contribuido a una disminución de la tasa de desempleo en los últimos ocho años.

Trump destacó esa tendencia como un defecto en el récord de Obama y acusó durante la campaña electoral de que la tasa de desempleo era un "engaño". Ahora enfrenta el duro reto de traer de vuelta a los hombres que han dejado la fuerza laboral.

Desde la elección, Trump ha presionado con éxito a varios fabricantes para mantener algunos trabajos en los Estados Unidos, incluyendo la unidad de aire acondicionado de Ford y de United Technologies Carrier.

Mientras tanto, el número de empleos en fábricas ha seguido disminuyendo. Los fabricantes están luchando para adaptarse a un dólar fuerte y un débil crecimiento en el extranjero, que se han combinado para reducir las exportaciones. Las fábricas han reducido 54.000 empleos en el último año.

El constante aumento de los puestos de trabajo en restaurantes, hoteles y comercios también ha aumentado las filas de trabajadores a tiempo parcial que preferirían trabajar a tiempo completo. Esas industrias contratan desproporcionadamente a tiempo parcial.

XS
SM
MD
LG