Enlaces para accesibilidad

Repiten los socialistas en España, pero la formación de un gobierno sigue siendo elusiva


El presidente en funciones del gobierno español, Pedro Sánchez, saluda a sus partidarios este 10 de noviembre de 2019 durante las elecciones generales que volvió a ganar su partido socialista PSOE.

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) salió victorioso este domingo en las elecciones generales de España, aunque sin posibilidades claras de formar un gobierno y con ganancias apreciables de la formación de extrema derecha Vox.

Los socialistas del primer ministro en funciones, Pedro Sánchez, que esperaban reforzar su mandato con los segundos comicios parlamentarios de 2019, ganaron con menos escaños que en las elecciones de abril, pero con un adversario emergente que duplicó su representación en la legislatura.

Con el 99,98% de los votos contados, el partido de Sánchez acumulaba 120 escaños, tres menos que en las elecciones del 28 de abril.

El conservador Partido Popular (PP) llegó segundo con 88 bancas, mientras que Vox ascendió de 24 escaños en abril a 52.

Después de estos resultados, todo aparenta que ni el PSOE ni el PP podrían reunir los 176 escaños que se necesitan para una mayoría absoluta en la cámara baja del Parlamento español, incluso con el apoyo de sus respectivos aliados tradicionales.

Incluso la agrupación que podría ser más afín al PSOE, el partido antiausteridad Unidas Podemos, liderada por Pablo Iglesias, perdió siete escaños con relación a abril, y bajó a 35 de 42 anteriores.

Varias posibles soluciones potenciales para desbloquear el estancamiento político incluirían alianzas con la agrupación de centroderecha Ciudadanos y los partidos regionalistas.

Sánchez pidió “generosidad y responsabilidad” a los demás partidos para “desbloquear la situación política en España”.

El presidente interino dijo que su plan es "hacer un gobierno estable".

"La democracia nos ha convocado hoy a las urnas y la democracia nos ha convocado a partir de mañana a desbloquear la situación política a todos los partidos y a que haya un Gobierno progresista liderado por el PSOE", señaló.

Por su parte, el candidato conservador a la presidencia, Pblo Casado, calificó el resultado de las elecciones de malo para la “gobernabilidad y el futuro” del país.

Iglesias lamentó que la repetición de las elecciones sirvieran “para que la derecha se refuerce y para que tengamos una extrema derecha de las más poderosas y fuertes de Europa”.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG