Enlaces para accesibilidad

Remesas a Latinoamérica alcanzaron 97.000 millones de dólares


Las remesas a Venezuela fueron las de mayor aumento, creciendo de unos 100 millones en 2016, a 3.100 millones en 2019.

Las remesas enviadas desde Estados Unidos por hispanos viviendo ahí a sus familiares en América Latina aumentaron un 8.2 por ciento en el 2019, hasta casi alcanzar los 100.000 millones de dólares, según un reporte de la organización Diálogo Interamericano.

“Los países que experimentaron el mayor crecimiento de las remesas fueron aquellos donde los problemas políticos están motivando la migración”, indicó el reporte. “Venezuela registró el mayor crecimiento, seguido por Brasil, Honduras, Nicaragua y Guatemala”.

Las remesas enviadas a Venezuela en el 2019 ascendieron a 3.115 millones de dólares. A Brasil fueron 2.962 millones de dólares. A Honduras, 5.424 millones. Mientras a Nicaragua se enviaron 1.699 millones de dólares. Y a Guatemala, llegaron 10.508 millones.

Y es que el crecimiento de las remesas a Venezuela ha ido aumentando en la medida que más venezolanos salen del país buscando un mejor futuro en otros países, especialmente en Estados Unidos. Ha aumentado asimismo en la medida que la economía venezolana se hunde. En el 2016, las remesas no llegaron ni a los 100 millones, seis años más tarde, sobrepasan los 3.000 millones.

Estos son los países de mayor crecimiento. Pero en cuanto a volumen, es México quien aparece a la cabeza con 36.045 millones de dólares, seguido por Guatemala, con sus 10.508 millones y República Dominicana con 7.087 millones.

Centroamérica es la más dependiente de las remesas familiares.

Pero existen otros factores que son los que inciden en la cantidad y frecuencia del envío de las remesas. En la medida que los inmigrantes sienten temor a ser deportados, aumentan la cantidad de dinero y la frecuencia de los envíos.

El miedo ocasionado por las agresivas políticas contra inmigrantes ilegales del presidente Donald Trump son un factor que ha incidido en el aumento de las remesas, según el reporte de Diálogo Interamericano.

“Nuestra investigación ha mostrado que el “factor de miedo a Trump” explica por qué las remesas han aumentado a pesar de los obstáculos para entrar a Estados Unidos”, afirma el reporte.

“Los que más tiempo se han quedado en Estados Unidos han aumentado el monto de dinero, y están enviando más por el temor a ser deportados”.

Los inmigrantes entonces ya no sólo están usando las remesas para ayudar a sus familiares, sino para tener una reserva guardada para afrontar sus necesidades ante una eventual deportación de los Estados Unidos.

Esas inyecciones de dinero han jugado un importante papel en las economías latinoamericanas pues han ayudado a que los países no sean tan vulnerables a los vaivenes de sus economías y a impactos económicos extranjeros, como las alzas en los precios del petróleo, o las bajas de los precios de los productos que cada país exporta.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG