Enlaces para accesibilidad

El muro fronterizo: Quién y cómo se pagará

  • Voz de América - Redacción

Grafiti a lo largo del muro fronterizo en Tijuana, México.

Los planes para el muro polémico han agriado las relaciones entre los dos países, apenas unos días después de comenzar la presidencia de Trump.

La Casa Blanca dice que el presidente Donald Trump tiene un "bufé de opciones" sobre cómo lograr que México pague por el muro que quiere construir a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México, pero las opciones difícilmente son agradables ni en México ni en Estados Unidos.

Los planes para el muro polémico han agriado las relaciones entre los dos países, apenas unos días después de comenzar la presidencia de Trump.

El jueves, el secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, dijo a los periodistas que Trump consideraba un impuesto del 20% sobre todas las importaciones procedentes de México. Spicer aseguró que el nuevo impuesto recaudaría unos $10.000 millones de dólares al año y "pagaría fácilmente por el muro".

La nueva medida esbozada el jueves podría formar parte de un paquete de reforma fiscal integral que delinearán Trump y el Congreso, aunque existe una enorme ambigüedad en torno a esa propuesta. Los funcionarios de la Casa Blanca aclararon posteriormente que el impuesto es tan solo una de las opciones con las que Trump podría financiar el proyecto.

La otra idea es un plan que los republicanos en la Cámara de Representantes están apoyando, llamado "ajuste fronterizo". Bajo ese proyecto, Estados Unidos se abstendría de gravar las exportaciones de las compañías estadounidenses, pero sí colocaría impuestos a las importaciones de productos de otras empresas no estadounidenses.

Hay muchas respuestas pendientes. ¿Sería México el que cubriría la cuenta o los consumidores estadounidenses? ¿Qué productos subirían de precio? ¿Es legal?

Estos son algunos de los detalles que falta definir de la propuesta de Trump:

Aranceles

Inicialmente, los contribuyentes estadounidenses correrían con el gasto para construir el muro, que se espera que cueste $15.000 millones.

Aún no está claro como podría responder México de ser aprobado el arancel, porque las exportaciones hacia Estados Unidos son esenciales para la economía mexicana. Pero igual, para los estadounidenses, los productos mexicanos se volverían más costosos.

Eso significa obviamente que el popular tequila subiría de precio porque solo viene de México. Pero también subirían otras cosas que los estadounidenses necesitan: autos, anteojos y muchos alimentos básicos como tomates, limones, aguacates y otros vegetales.

¿Un Toyota Camry? Alrededor de 1.000 dólares adicionales, según Jim Lentz, director general de Toyota Norteamérica, quien resaltó que la cuarta parte de los componentes del auto son de importación.

Las remesas

Otra forma de obligar a México a pagar por el muro es cambiando una regla existente bajo la ley antiterrorista Patriot Act para bloquear cerca de $29.000 millones de dólares en remesas que envían anualmente a casa los mexicanos que viven en Estados Unidos. Dijo que se rehusaría a liberar el dinero hasta que México acceda a pagarle a Estados Unidos entre 5.000 y 10.000 millones de dólares.

Quienes se oponen a esa medida señalan que los mexicanos en Estados Unidos posiblemente encontrarían otra manera de enviar el dinero de regreso a casa. Podrían llevar efectivo con ellos en sus viajes, transferir los fondos a un banco no mexicano o utilizar transferencias que no sean registradas en los libros contables y que son difíciles de detectar y castigar.

Las visas

Trump también propuso aumentar el costo de la visa para los mexicanos como una manera de obtener el dinero, o la cancelación de visas empresariales y de turismo a los mexicanos hasta que su país pague por el muro.

La legalidad

La otra pregunta es si es legal. Estados Unidos tiene una serie de obligaciones bajo el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y en la Organización Mundial de Comercio. Y es muy posible que México desafíe cualquier nuevo impuesto que perjudique su economía.

Trump ha dicho que planea renegociar el TLCAN. Sin embargo, México no tiene ninguna obligación de suavizar las condiciones del acuerdo.

Otros países también podrían objetar en caso de que sus productos y servicios se vean afectados.

Mark Zandi, economista en jefe para Moody's Analytics, dijo que el ajuste fronterizo es básicamente un arancel que la OMC rechazaría en caso de que perjudique a México.

XS
SM
MD
LG