Enlaces para accesibilidad

Reina el optimismo sobre renegociación del TLCAN


El ministro de Economía de México, Ildefonso Guajardo (derecha), llega a la oficina del representante comercial de EE.UU., Robert Lighthizer, en Washington. Agosto 23 de 2018. Reuters.

Estados Unidos y México están cerca de resolver algunos de los puntos más difíciles en sus estancadas negociaciones para reformar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, dijo el miércoles el principal negociador del estado mexicano.

“Esperamos tener una solución en las próximas horas o en un par de días”, señaló Ildefonso Guajardo, ministro de economía mexicano, antes de una reunión en Washington con el representante comercial de EE.UU. Robert Lighthizer en un esfuerzo de último minuto para lograr un acuerdo antes del fin de mes.

Guajardo y Lighthizer se reunieron sin la presencia de un representante de Canadá, la tercera nación que forma parte del acuerdo.

Jesús Seade, el jefe negociador del TLCAN del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, que acompañó a Guajardo a la reunión en Washington, dijo que es posible que México y Estados Unidos alcancen un acuerdo esta semana.

“Podría ser mañana (hoy, jueves). Podría ser que terminemos todo entre Estados Unidos y México esta semana, podría ser. Un acuerdo preliminar entre los tres (países) tendría que darse la próxima semana”, añadió. Sin embargo, no espera que se alcance un acuerdo el jueves.

Según Seade, el gobierno de López Obrador quiere que el acuerdo renegociado del TLCAN respete la constitución mexicana en materia de energía.

Dijo que el nuevo gobierno simplemente busca que el TLCAN 2.0 respete la Constitución de México en materia energética.

El secretario de Comercio de EE.UU. Wilbur Ross dijo a la cadena CNBC: "Estamos tratando de llegar a un acuerdo. Estamos progresando. Todavía no tenemos un acuerdo, pero creo que es muy probable que se llegue a un acuerdo en un futuro muy cercano".

Ross habló en el marco de un evento en una fundición de aluminio en Hawesville, Kentucky.

Las concesiones

Fuentes cercanas a las negociaciones, citadas por El Economista, dicen que tras la serie de reuniones de las últimas semanas entre EE.UU. y México, hay optimismo porque ambas partes han cedido en puntos conflictivos.

México habría cedido en las reglas de origen, que según ha propuesto EE.UU., en el sector automotriz sea del 75% en ugar del 62.5% actual. También que un 40% de los insumos para ensamblaje de los automóviles y un 45% para las camionetas pick up provengan de regiones donde el salario promedio sea al menos 16 dólares por hora. Además habría una regla de contenido regional específico para el acero y el aluminio usados en el ensamblaje de los vehículos.

Estados Unidos habría desistido de incluir la disputada cláusula de “sunset”, por la cual el TLCAN terminaría automáticamente cada cinco años a menos que los socios acuerden renovarlo. A cambio aceptaría la propuesta de México, que respalda Canadá, para que el acuerdo sea evaluado cada cinco años, pero sin terminación automática.

Otro punto que EE.UU. habría aceptado es mantener el capítulo 20, relacionado con la resolución de conflictos. Se conservarían los mecanismos para solucionar disputas comerciales, a fin de dar certidumbre jurídica a las inversiones que se asienten en México.

Anteriormente habíamos informado que Estados Unidos ya renunció a restringir las exportaciones agrícolas por estaionalidad, es decir a administrar las exportaciones de México y Canadá en función de los ciclos de cosecha estadounidenses, y a facilitar el levantamiento de casos de dumping o subsidios en 61 productos agrícolas donde México tiene potencial exportador.

Desde que se reiniciaron el mes pasado, las conversaciones se centraron en resolver las diferencias entre México y Estados Unidos que se centran en las quejas del presidente estadounidense Donald Trump de que el TLCAN ha mermado las manufacturas de EE.UU. en beneficio de México.

Trump ha amenazado con anular el acuerdo de 24 años entre Estados Unidos, México y Canadá si no se vuelve a trabajar en beneficio de Estados Unidos. El mandatario tiene la esperanza de reducir el déficit comercial de su país con México y traer de regreso empleos, particularmente en la industria automotriz.

Canadá se ha mantenido en contacto

La ministra de Relaciones exteriores de Canadá, Chrystia Freeland expresó que su país está “muy alentado” por la noticia de los avances en las negociaciones del TLCAN entre EE.UU. y México.

En declaraciones a la prensa de su país, Freeland afirmó Canadá ha estado en contacto con los negociadores de ambos países a lo largo del verano.

“Escuchamos optimismo de parte de ellos en asuntos bilaterales …sobre todo, las reglas de origen de os autos. Y lo que hemos acordado con EE.UU. y México es que una vez que haya terminado el trabajo de estos asuntos bilaterales Canadá espera unirse a las negociaciones y a una rápida conclusión de las negociaciones del TLCAN”.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG