Enlaces para accesibilidad

Senado retoma reforma de salud con poca probabilidad de aprobarla

  • Voz de América - Redacción

El senador por Texas, Ted Cruz, debate sobre la reforma a la ley de salud en Austin, Texas.

Los senadores republicanos y el presidente de Estados Unidos ya no solo difieren en cómo arreglar la ley de salud que han prometido revocar y enmendar; ahora las diferencias de opinión también se centran en si el proyecto de reforma puede ser aprobado o ha quedado muerto antes de someterlo a votación.

"Mi opinión es que probablemente va a morir", dijo el domingo el senador John McCain en el programa Face the Nation de la cadena CBS.

En cambio el senador republicano por Louisiana, Bill Cassidy, dijo que él pondría “en 50-50” las posibilidades de ser aprobado.

El lunes, el propio presidente Donald Trump dijo en Twitter: “No puedo imaginar que el Congreso se atreva a salir de Washington sin [dejar] una hermosa ley de Salud completamente aprobada y lista para arrancar!”.

Tras el corto receso por el Día de la Independencia, los senadores tenían previsto regresar este lunes a seguir trabajando en la reforma y tratar de aprobarla antes del receso más largo de verano que se viene a fin de mes.

El líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, había esperado que el receso del 4 de julio creara espacio para negociar. “Las legislaciones con este tipo de complejidad casi siempre tardan más de lo que quisiéramos”, dijo en una conferencia de prensa el 27 de junio.

Pero en la realidad, el proyecto que enfrenta la oposición de los demócratas como bloque, se ha visto debilitado durante los días recientes en los que varios senadores republicanos han vuelto a sus estados y han enfrentado la firme oposición de sus votantes a la propuesta.

El proyecto del Senado mantiene gran parte del "Obamacare" intacto, pero elimina la mayoría de su financiamiento. Revoca casi todos los impuestos para sustentar la reforma del expresidente Barack Obama, modifica las leyes de créditos tributarios y pone fin a la expansión del Medicaid. También reduce los fondos para el programa Medicaid a partir del 2025.

Sus críticos dicen que el proyecto de ley es una exención fiscal para los ricos al eliminar la cobertura de salud para los pobres y elevar los costos que enfrentan los enfermos y ancianos en Estados Unidos.

La independiente Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO, por su sigla en inglés), que mide el impacto de los proyectos de ley, estimó que 22 millones de personas perderían su seguro de salud durante la próxima década bajo la propuesta del Senado. En un reporte separado, la CBO también determinó que la medida reduciría el gasto del Gobierno en Medicaid en un 35 por ciento al 2036.

El senador republicano Ted Cruz dijo el domingo que no aprobar el proyecto "no es una opción" y agregó que el esfuerzo del Senado debe concentrarse en reducir las primas. Destacó una enmienda que presentó y que está siendo evaluada por la CBO.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG