Enlaces para accesibilidad

Puertorriqueños salen a las urnas para decidir su futuro

  • Voz de América - Redacción

Esta es la quinta vez que Puerto Rico vota en un referendo buscando cambiar su estatus. La mayoría que ha salido a votar son jubilados que apuestan por la estatidad de la isla.

Los puertorriqueños salen este domingo a las urnas para decidir su futuro político y económico. Los residentes de la isla del encanto participan de un referendo para decidir si se convierten en el estado número 51 de Estados Unidos.

Puerto Rico está sumido en una crisis financiera con $ 70 mil millones de dólares en deuda, un índice de pobreza de 45 por ciento, escuelas en muy mal estado y un sistema insolvente de seguros de salud y pensiones que han ocasionado el éxodo de miles de isleños a Estados Unidos.

Aunque el Congreso estadounidense será quien tenga la última palabra en lo que decidan los puertorriqueños, los isleños deben elegir hoy entre tres opciones: estadidad, libre asociación/independencia o el actual estatus territorial.

Muchos esperan que la opción de estatidad domine la votación porque tres partidos que apoyan las otras opciones boicotearon el referendo, incluyendo el principal de oposición.

De los puertorriqueños que votaron el domingo por la mañana muchos fueron jubilados esperando que la eventual estadidad finalmente pondría a la isla en pie de igualdad con los 50 estados de Estados Unidos, dándoles más acceso a fondos federales y el derecho a votar por el presidente de Estados Unidos.

Cabe destacar que los puertorriqueños si bien alcanzaron la ciudadanía estadounidense hace 100 años no pueden participar en las elecciones de Estados Unidos y tienen un solo representante en el Congreso, con poderes limitados.

Por estas limitaciones, los que favorecen la estatidad consideran que esta situación ha sido una de las causas fundamentales por la que Puerto Rico atraviesa una gran crisis que ha ido aumentando en los últimos 10 años.

Bajo el actualsistema, Puerto Rico con 3.5 millones de ciudadanos estadounidenses, no pagan impuestos federales, solo locales, no votan para elegir al presidente de EE.UU. ni reciben fondos de manera proporcional para programas federales como Medicaid.

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rossello, hizo campaña el año pasado para realizar el referendo.

Se cree que un Congreso dominado por los republicanos no aprobará a Puerto Rico como el estado 51. Esta es la quinta vez que Puerto Rico vota en un referendo buscando cambiar su estatus.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG