Enlaces para accesibilidad

Precio del petróleo sigue subiendo mientras industria observa conflicto Irán-EE.UU.


El crudo Brent, punto de referencia mundial para el precio del petróleo, subió a 70.74 dólares por barril el lunes, 6 de enero de 2020.

El punto de referencia mundial para el petróleo crudo subió a más de 70 dólares el barril el lunes por primera vez en más de tres meses, con nerviosismo por las crecientes tensiones militares entre Irán y Estados Unidos.

El contrato para el petróleo Brent tocó un máximo de 70,74 dólares por barril, el más alto desde mediados de septiembre, cuando se disparó brevemente por un ataque a las instalaciones de procesamiento de crudo saudita. Los mercados bursátiles también cayeron en medio de temores de cómo Irán cumpliría una promesa de “represalias severas”.

“El mercado está preocupado por el potencial de represalias, y específicamente por la infraestructura energética y petrolera en la región '', dijo Antoine Halff, investigador de la Universidad de Columbia y exanalista jefe de petróleo de la Agencia Internacional de Energía. “Si Irán elige incapacitar una instalación importante en la región, tiene la capacidad técnica para hacerlo''.

Estados Unidos mató el viernes al general iraní Qassem Soleimani en Irak. La madrugada del domingo, cuando Irán amenazó con tomar represalias, el presidente Donald Trump tuiteó que Estados Unidos estaba preparado para atacar 52 sitios en la República Islámica si algún estadounidense resulta perjudicado.

Los temores de que Irán pueda devolver el golpe a las instalaciones de petróleo y gas importantes para EE.UU. y sus aliados en el Golfo Pérsico provienen de ataques anteriores ampliamente atribuidos a Irán.

Estados Unidos culpó a Irán de una ola de ataques provocativos en la región, incluido el sabotaje de los petroleros y un ataque a la infraestructura petrolera de Arabia Saudita en septiembre que redujo a la mitad temporalmente su producción. Irán ha negado su participación en esos ataques.

“Dirigirse a la infraestructura petrolera podría elevar los precios y generar dolor económico mundial y poner a Irán en primer plano'', que podría ser exactamente el tipo de mensaje que sus líderes buscan enviar, dijo Jim Krane, investigador de energía y geopolítica de la Universidad de Rice.

Con información de AP

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG