Enlaces para accesibilidad

Pompeo advierte a Irán de más aislamiento y sanciones, Europa urge mantener pacto


Rusia y China, otras dos potencias mundiales que se han adherido al acuerdo de 2015, también se han opuesto a la violación por parte de Irán de la provisión de reservas de uranio.

Irán enfrentará nuevas sanciones en respuesta a la brecha prevista para el domingo de un límite de enriquecimiento de uranio, dijo el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo.

"La más reciente expansión de Irán de su programa nuclear conducirá a un mayor aislamiento y sanciones", dijo el principal diplomático estadounidense en Twitter. "Las naciones deben restaurar el estándar de larga data de no enriquecimiento para el programa nuclear de Irán. El régimen de Irán, armado con armas nucleares, representaría un peligro aún mayor para el mundo", escribió Pompeo.

Las naciones europeas criticaron el domingo a Irán por su decisión de aumentar su enriquecimiento de uranio más allá de los niveles de un acuerdo nuclear de 2015 que restringió su programa nuclear.

Irán anunció el domingo temprano que pronto comenzará a enriquecer uranio más allá del límite del 3.67% establecido en su acuerdo con las potencias internacionales. Reuters informó que Irán podría elevar el nivel de enriquecimiento al 5% para producir combustible para las centrales eléctricas, aunque Irán no reveló de inmediato un nuevo porcentaje de enriquecimiento.

Gran Bretaña instó a Irán a "detener e invertir inmediatamente" todas las acciones que son inconsistentes con el acuerdo, según el cual aceptó restricciones a su programa nuclear a cambio de alivio de las sanciones económicas.

Francia dijo que la medida de Irán fue una "violación" del pacto internacional, mientras que Alemania llamó a Teherán "a detener e invertir todas las actividades inconsistentes" con su acuerdo hace cuatro años. La Unión Europea dijo que los firmantes restantes del pacto, después de que Estados Unidos se retiró el año pasado, están considerando una reunión de emergencia para coordinar su próxima respuesta.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, un antiguo enemigo de Irán, dijo: "El enriquecimiento de uranio se produce por una razón y solo por una razón: es para la creación de bombas atómicas".

El año pasado, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, retiró al país del acuerdo de 2015 e impuso nuevas sanciones a Irán, argumentando que ha utilizado el alivio de las sanciones para financiar actividades desestabilizadoras en todo el Medio Oriente. Las potencias europeas, junto con Rusia y China, han tratado de salvar el trato.

El presidente iraní, Hassan Rouhani, sugirió por primera vez la semana pasada que su país comenzaría a enriquecer uranio a niveles más altos, a menos que recibiera más ayuda para aliviar las sanciones de los demás signatarios del acuerdo de 2015.

Ese acuerdo estaba destinado a disipar los temores de que Irán estaba trabajando para conseguir un arma nuclear. El acuerdo impidió que Irán enriqueciera uranio por encima del 3.67% y dijo que podía almacenar solo 300 kilogramos de ese material en sus reservas. Irán dice que también ha superado el límite de 300 kilogramos.

El nivel de 3.67% es suficiente para los propósitos de la energía nuclear, pero muy por debajo del 90% de enriquecimiento que se necesita para las armas nucleares.

Rouhani dijo recientemente que Irán estaba preparado para enriquecer "cualquier cantidad que queramos" más allá del nivel de 3.67%. Además, prometió reanudar la construcción del reactor de agua pesada de Arak, un proyecto que Irán acordó cerrar cuando firmó el Plan de Acción Integral Conjunto de 2015.

Irán ha estado buscando apoyo europeo desde que Estados Unidos se retiró del acuerdo e impuso varias rondas de nuevas sanciones, incluidas medidas dirigidas al sector petrolero clave de Irán.

La semana pasada, Irán anunció que ya había superado el límite de uranio enriquecido de 300 kilogramos, pero los funcionarios, incluido el Ministro de Relaciones Exteriores Mohammad Javad Zarif, dijeron que Irán estaba listo para volver a observar los límites del acuerdo si recibe ayuda económica de las otras naciones involucradas en el trato.

Los demás signatarios han expresado su preocupación por el incumplimiento del límite de existencias de Irán.

Gran Bretaña, Francia, Alemania y la Unión Europea dijeron en una declaración conjunta recientemente que habían sido "coherentes y claros en que nuestro compromiso con el acuerdo nuclear depende del pleno cumplimiento por parte de Irán" e instaron a la República Islámica a "abstenerse de adoptar nuevas medidas que socavar "el acuerdo.

Los tres países y la UE dijeron que "están considerando con urgencia los próximos pasos". Rusia y China, otras dos potencias mundiales que se han adherido al acuerdo de 2015, también se han opuesto a la violación por parte de Irán de la provisión de reservas de uranio.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG