Enlaces para accesibilidad

Republicanos buscan medida temporal para evitar cierre de gobierno


Speaker of the House Paul Ryan (R-WI) speaks after the House of Representatives passed tax reform legislation

El liderazgo republicano de la Cámara de Representantes presentó el martes un plan para financiar el gobierno federal de Estados Unidos hasta el 19 de febrero, Día de los Presidentes, en un afán por ganar tiempo y evitar un cierre parcial del gobierno.

El plan de financiamiento provisional —el cuarto que se presenta en los últimos cuatro meses— fue presentado en una reunión a puerta cerrada solo tres días antes de que acabe el financiamiento actual.

Aprobar ese presupuesto provisional parece ser la única manera de evitar un cierre de gobierno al que se llegaría por la reticencia de los demócratas a aprobar la ley de presupuesto si ésta no se amarra a otra que proteja de la deportación a los “dreamers”.

La protección a los dreamers se complicó la semana pasada luego de los presuntos comentarios del presidente Donald Trump cuando se le presentó la propuesta bipartidista. Según al menos un senador que estuvo presente en esa reunión en la Casa Blanca, el presidente se quejó de porqué se intenta proteger a inmigrantes que vienen de "países de m..."

El presidente de la Cámara, Paul Ryan, y su equipo espera poder aprobar la medida sin los votos demócratas —un riesgo grande por la frustración de algunos republicanos cansados de de tales medidas—, pero el principal obstáculo sería la votación en el Senado donde se necesitaría al menos el apoyo de ocho demócratas para aprobarla.

Mientras tanto, líderes de ambos partidos tratan de salvar el acuerdo para legalizar a unos 800.000 jóvenes que hasta el año pasado contaban con el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, DACA.

El único plan viable y bipartidista que se trabajó durante varios meses fue rechazado, presuntamente con insultos a los inmigrantes, por parte del presidente Donald Trump.

Esas negociaciones, según uno de sus proponentes, el senador republicano Lindsay Graham, se convirtieron en un “show de m…”, tras los comentarios insultantes del presidente.

Si bien Graham, y el senador demócrata Dick Durbin han continuado buscando apoyo a su propuesta, funcionarios de la Casa Blanca prácticamente la declararon muerta y han sugerido volver a comenzar de cero.

Líderes de ambos partidos dudan que haya tiempo para crear otro acuerdo nuevo sobre migración. Y un plan conservador presentado por dos senadores de línea dura, no tiene casi ninguna posibilidad de ser aceptado.

El martes, el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, recordó que no hay “un plazo inminente” en ese tema, al menos hasta el 5 de marzo, cuando entra en efecto la eliminación del DACA.

“No hay ninguna razón para que el Congreso mantenga de rehén los fondos del gobierno por el tema de la inmigración ilegal”, dijo McConnell ante el pleno.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG