Enlaces para accesibilidad

Sustituto de Kuczynski llega a Lima para tomar juramento


Manifestación contra la clase política peruana tras la renuncia del presidente Pedro Pablo Kuczynski, el jueves 22 de marzo.

El todavía primer vicepresidente de Perú, Martín Vizcarra, llegó a Lima la madrugada de este viernes procedente de Canadá, para rendir juramento como nuevo presidente en una ceremonia que se prevé para el mediodía de este mismo día.

El ingeniero de profesión, quien hasta la renuncia del presidente Pedro Pablo Kuczynski se desempeñaba como embajador de Perú en Canadá, llegó al Aeropuerto Internacional Jorge Chávez sobre las 12:47 a.m. del viernes y fue recibido por algunos manifestantes y simpatizantes que le aguardaban con una torta de cumpleaños —el jueves cumplió 55 años.

Martin Vizcarra es recibido con una torta de cumpleaños en el aeropuerto de Lima.
Martin Vizcarra es recibido con una torta de cumpleaños en el aeropuerto de Lima.

La investidura de Vizcarra debería realizarse después de que los legisladores terminen el debate para aceptar la renuncia o destituir a Kuczynski, quien dimitió tras la publicación de videos que mostraban a aliados del oficialismo mientras ofrecían contratos estatales por votos.

El presidente del parlamento Luis Galarreta dijo que el viernes los legisladores deben traer sus medallas —las cuales sólo se utilizan en las ceremonias oficiales— para que, luego de la votación, participen en la toma de juramento de Vizcarra.

La cita para continuar el debate está programada para las 10 de la mañana y se espera que alrededor del mediodía se coloque la banda presidencial a Vizcarra.

Durante la noche en las calles de Lima, miles se manifestaban hastiados de la clase política y gritaban "¡que se vayan todos!", mientras otros sostenían carteles con fotocopias de titulares recientes que decían "Líderes del crimen".

Las encuestas locales arrojan que cerca de la mitad de los peruanos quieren tener elecciones anticipadas para el Congreso y la presidencia debido a que la confianza en los políticos continúa deteriorándose.

Durante el debate el legislador Marco Arana dijo que el país está "indignado y asqueado frente a los actos delincuenciales". Añadió que la democracia peruana "ha sido herida por cinco presidentes corruptos. El pueblo ya no quiere un solo presidente corrupto más".

"No estamos hablando de un pobre viejito, sino de un pobre ladrón", comentó el legislador izquierdista del Frente Amplio, Wilbert Rozas, cuyo partido está a favor de la destitución de Kuczynski. Otros tres grupos políticos opositores se mostraron de acuerdo en aceptar la renuncia del mandatario.

El destino de Kuczynski se agravó de forma sorpresiva hace 48 horas, cuando la oposición presentó videos ocultos que mostraban a aliados del oficialismo ofreciéndole contratos estatales a un opositor a cambio de que votara en contra de un pedido para destituir al mandatario.

La situación de PPK, como también se le conoce, ya se encontraba muy debilitada porque pendía sobre él un procedimiento de destitución por "incapacidad moral permanente" debido a mentiras sobre sus nexos con la firma brasileña Odebrecht por casi dos décadas, incluso cuando fue un funcionario clave en otra gestión.

Los problemas de Kuczynski no se detendrán incluso cuando deje de ser presidente, porque un fiscal que investiga la corrupción local de Odebrecht presentó el jueves un pedido a un juez para que prohíba su salida del país, lo cual se decidirá cuando deje de ser mandatario.

La fiscalía investiga los pagos de Odebrecht a empresas ligadas a Kuczynski que recibieron dinero antes de que asumiera la presidencia en 2016.

En Caracas, el presidente venezolano Nicolás Maduro dijo el jueves que a Kuczynski "le estalló en la cara la pudrición de la corrupción", y añadió que ahora será el exbanquero de Wall Street, y no él, quien estará ausente durante la Cumbre de las Américas que se realizará a partir del 14 de abril en Lima.

"Nosotros no nos metemos en los asuntos internos de ningún país del mundo, como sí acostumbraba a hacer este señor Pedro Pablo Kuczynski y la mafia que él había reunido de grupos de gobiernos corruptos de la derecha latinoamericana y pro imperialista", afirmó Maduro.

A nivel regional Kuczynski se había convertido en el presidente latinoamericano que lideraba la crítica contra Maduro y organizaba una coalición de líderes de ideas afines para aislar al líder socialista, que enfrenta acusaciones de violaciones a los derechos humanos.

La caída de Kuczynski siguió provocando reacciones en países de la región. Panamá, que no escapa al escándalo de los sobornos de Odebrecht, expresó su confianza en que el traspaso de poder en Perú sea de "manera pacífica" y en el "marco de las leyes" para beneficio del pueblo.

El debate en el Parlamento peruano hace recordar uno parecido en el 2000, cuando los legisladores tuvieron que elegir entre aceptar la renuncia enviada desde Japón del entonces mandatario Alberto Fujimori o su vacancia por "incapacidad moral permanente".

Al final se lo destituyó por "incapacidad moral permanente" tras su década de gobierno (1990-2000) marcada por violaciones a los derechos humanos y corrupción. En 2009 Fujimori fue condenado a 25 años de prisión por su responsabilidad en 25 asesinatos, pero Kuczynski lo indultó en diciembre.

De forma irónica, ahora el destino de Kuczynski se debate entre la aceptación de su renuncia o su destitución por incapacidad.

Perú vive una de sus peores crisis políticas en su historia reciente como consecuencia de los escándalos de corrupción desatados por los sobornos que Odebrecht admitió haber pagado en la región.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG