Enlaces para accesibilidad

Kuczynski se levanta tras acusaciones en su contra por corrupción


El presidente de Perú Pedro Pablo Kuczynski.

LIMA, PERÚ - El muy debilitado presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski se embarcó en una reorganización del gabinete el viernes, un día después de salvarse por poco de la destitución tras acusaciones de corrupción vinculadas a la firma de construcción brasileña Odebrecht.

Pero el fracaso en derrocar al presidente de 79 años también ha abierto una brecha seria dentro de la oposición, que se había convencido de que tenía los votos para expulsarlo.

Los analistas dijeron que Kuczynski, que ha estado enfrentando las acusaciones de corrupción y mentira, tendría que introducir "cambios severos" en la forma en que dirige su gobierno, elegido hace 18 meses.

Uno de esos cambios inmediatos fue aceptar la renuncia presentada la semana pasada por su ministro del Interior, Carlos Basombrio, quien aún no ha revelado públicamente por qué renuncia.

Después de una semana de incertidumbre política que ha sacudido los mercados en Perú, Kuczynski -un economista de formación- sobrevivió a una sesión de 14 horas en el Congreso que fracasó por ocho votos para instituir procedimientos de destitución.

Kuczynski había sido acusado de recibir $ 5 millones en sobornos de Odebrecht y luego mentir para ocultarlo.

"El presidente ciertamente se ha salvado, pero su imagen ha sido empañada", dijo el analista político Fernando Tuesta Soldevilla.

Después del fracaso en el intento de destitución, Kuczynski anunció que el país se embarcaría en un "nuevo capítulo ... de reconciliación y reconstrucción". Anteriormente había llamado a las acusaciones en su contra un "golpe" y un "ataque" a la democracia.

Las acusaciones de juicio político fueron impulsadas por una oposición encabezada por Keiko Fujimori, hija del ex presidente Alberto Fujimori, quien está en la cárcel por corrupción y cargos de derechos humanos.

Keiko Fujimori(centro) , hija del expresidente Alberto Fujimori durante su candidatura presidencial en abril de 2016.
Keiko Fujimori(centro) , hija del expresidente Alberto Fujimori durante su candidatura presidencial en abril de 2016.

Ella perdió ante Kuczynski en las elecciones presidenciales del año pasado y enfrenta cuestionamientos también relacionados con la extensa investigación de sobornos de Odebrecht.

Muchos peruanos expresaron alivio el viernes de que el presidente había eludido la destitución.

"Si hubiera sido acusado, el fujimorismo habría sido más poderoso y eso habría alimentado las luchas internas y la inestabilidad", dijo Nicolas Sandoval, de 35 años.

- El Papá Noel del presidente -

"Tenemos que seguir con el presidente que elegimos, no recurrir a permitir que los miembros del Congreso lo derroquen", dijo Jenny Dioses, una empresaria de 29 años.

El ex presidente Ollanta Humala, que se desempeñó entre 2011 y 2016 y se encuentra actualmente detenido en relación con el escándalo de Odebrecht, felicitó a Kuczynski.

Humala está a la espera de juicio por cargos de lavado de dinero.

Si hubiera sido acusado, Kuczynski, que también es un músico consumado y primo del cineasta francés Jean Luc Godard, habría sido el personaje de más alto rango en caer en el escándalo de Odebrecht. Él insistió en que los $ 5 millones de la firma brasileña eran simplemente una tarifa de consultoría legítima.

El dinero lo recibió entre 2004 y 2013, período en el que Kuczynski fue ministro de Economía y jefe de gabinete del entonces presidente Alejandro Toledo.

Odebrecht admitió haber pagado millones de dólares en sobornos a altos funcionarios de varios países latinoamericanos para asegurar contratos lucrativos e inflados de obras públicas.

Ha dicho que pagó $ 20 millones en sobornos a Toledo, a quien Perú quiere extraditar de los Estados Unidos para enfrentar cargos.

El intento de destitución puede haber dejado a Kuczynski debilitado, pero también provocó luchas internas en la oposición.

Los legisladores de la oposición y los miembros de la Fuerza Popular de Keiko Fujimori, que tiene 70 de los 130 escaños del Congreso, estaban enojados en particular con el hermano de Fujimori, Kenji, quien rompió con la línea del partido y se abstuvo.

En un discurso en las redes, Fujimori explicó la razón de su decisión.

Yeni Vilcatoma, un diputado de la oposición independiente, dijo que Kenji había "traicionado no solo a su partido, sino también a su país".

Kenji Fujimori, cuya línea más moderada lo ha puesto en desacuerdo con su hermana recientemente, fue seguido por otros nueve diputados del partido cuyos votos fueron cruciales para asegurar la destitución.

"Kenji es una especie de Santa Claus que apareció con su trineo de Navidad con 10 votos en el Congreso", dijo el analista político Luis Benavente.

"Tienen una mayoría parlamentaria, pero está fracturado y enfrenta un futuro incierto", dijo, y señaló que Kenji "fue la principal causa de la derrota de su hermana".

El congresista Héctor Becerril pidió el viernes a Kenji y a los otros nueve disidentes que renuncien al Partido. "No pueden estar en nuestros escaños y no creer en nuestros principios", dijo.

Benavente dijo que un posible perdón para Alberto Fujimori, quien fue presidente entre 1990 y 2009 y actualmente cumple una condena de 25 años de cárcel, podría ser una forma de que Kuczynski pague su deuda política con el hijo del ex presidente.

"Kenji ha planteado el tema del perdón a su padre de una manera intensa y decidida", dijo.

Con información de AFP

Facebook Forum

Gira de secretario Tillerson por América Latina

XS
SM
MD
LG