Enlaces para accesibilidad

Agente de patrulla fronteriza habría muerto en caída

  • Voz de América - Redacción

Hasta ahora las autoridades federales no han revelado la causa de la muerte del agente Rogelio Martínez, de 36 años, en un incidente en el que también resultó herido otro agente no identificado.

El agente de la Patrulla Fronteriza que murió el domingo mientras patrullaba un área de la frontera con México en el oeste de Texas podría haber caído a una alcantarilla de cuatro metros, en una zona de gran actividad de narcotraficantes, donde los agentes suelen buscar drogas en las alcantarillas.

Un segundo agente que resultó herido en el incidente cuando acudió a rescatar a su compañero, también fue hallado herido dentro de la misma alcantarilla, pero no recuerda lo que pasó.

Originalmente se dijo que el agente Rogelio Martínez, de 36 años, murió en una emboscada —la versión más reciente era que fue atacado a pedradas— mientras investigaba la activación de una alarma en el lugar.

Ahora las autoridades dicen que los informes de que los agentes sufrieron un ataque son "especulación".

Entre las especulaciones sobresalen las del gobernador de Texas, Greg Abbott, quien antes afirmó que se trató de un “ataque” y hasta llegó a ofrecer $20.000 dólares de recompensa para quien proporcionara información que permita el arresto de los sospechosos de lo que describió como un “asesinato”.

Igualmente la del presidente Donald Trump quien tuiteó que buscará dar con los responsables y llevarlos ante la justicia, además que reiteró que “¡vamos, debemos, construir el Muro!” fronterizo.

El Servicio de Aduanas y Protección de Fronteras todavía investiga el incidente y no se ha pronunciado oficialmente. Su sitio web afirma solamente que el agente Martínez murió "como resultado de heridas sostenidas mientras patrullaba en el sector de Big Bend".

El supervisor de la policía de Aduanas y Patrulla Fronteriza para la región donde murió Martínez, Rush Carter, dijo que lo único que se puede confirmar es que los dos "sufrieron heridas durante el cumplimiento de sus deberes habituales".

"Aguardamos la investigación para determinar plenamente cómo se produjeron esas heridas", dijo Carter el lunes por la noche. Harper dijo al periódico San Antonio Express-News el domingo que Martínez y su compañero no sufrieron heridas de bala, pero no entró en detalles.

El padre de Rogelio Martínez, José Martínez, dijo al diario El Paso Times que su hijo sufrió heridas severas que le dejaron la cabeza "destrozada". Añadió que su hijo sufrió repetidos ataques cardíacos antes de morir.

José Martínez dijo que le había comentado a su hijo que ese trabajo era demasiado peligroso, pero que Rogelio Martínez disfrutaba mucho su trabajo y que quería defender a su país de narcotraficantes y terroristas.

Los agentes fueron transportados a un hospital local donde Martínez murió. El otro agente se recupera de sus heridas, pero tiene dificultades para recordar los hechos.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG