Enlaces para accesibilidad

18 muertos y 37 heridos en accidente de autobús en Panamá

  • Voz de América - Redacción

Rescatistas tratan de salvar a una persona atrapada dentro del autobús siniestrado en Antón, en la central provincia de Coclé, Panamá.

Al menos 18 personas resultaron muertas y 37 heridas cuando un autobús en que viajaban trabajadores agrícolas se salió de la carretera Panamericana el domingo y terminó en el fondo de un puente al occidente de la capital, informaron las autoridades.

En el lugar del accidente murieron 16 personas, mientras que dos de los tres heridos que se hallaban en estado crítico fallecieron en el hospital, informó el director de la Defensa Civil, José Donderis, la noche del domingo.

El autobús salió de la caribeña provincia de Bocas del Toro, fronteriza con Costa Rica, y en él viajaban más de 50 obreros que iban a trabajar en la cosecha de sandía. El accidente ocurrió en la localidad de Antón, en la central provincia de Coclé, a unos 170 kilómetros de la capital.

El director de la Defensa Civil dijo a los periodistas que tras el impacto una parte del autobús quedó dentro de la quebrada que pasa bajo el puente.

Algunas de las víctimas perecieron por inmersión al quedar atrapadas en el autobús, luego de la estrepitosa caída de más de sesenta metros de altura entre la baranda y el río, informó el periódico La Estrella de Panamá.

"El agua se estaba metiendo dentro del bus, estábamos luchando contra el tiempo", explicó Donderis. Algunos conductores dieron los primeros auxilios a los heridos y también fueron testigos de cómo se escuchaban las voces de auxilio de aquellos que todavía se mantenían con vida dentro de lo que quedó del autobús siniestrado.

Personal de la Defensa Civil, del cuerpo de Bomberos y de Fuerza Pública panameña, entre otros, llegaron al lugar del accidente para realizar trabajos de rescate. Los heridos fueron trasladados en ambulancias y helicópteros a hospitales públicos cercanos.

De momento no fue proporcionada información sobre la causa del accidente.

El presidente Juan Carlos Varela declaró el lunes como un día de reflexión nacional en memoria de los fallecidos y ordenó que se guarde un minuto de silencio durante la izada de la bandera en escuelas oficiales y particulares. La bandera panameña deberá ondear a media asta.

"Vivimos momentos tristes y difíciles con este accidente, pero a la vez hemos visto hoy el gran compromiso y solidaridad de los panameños", dijo Varela. "Daremos todo el respaldo a los familiares de estos trabajadores panameños que perdieron la vida camino a cumplir con su trabajo"

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG