Enlaces para accesibilidad

Pacto nuclear con Irán sigue en duda tras reunión Trump-Macron


Con Emmanuel Macron, a su lado, el presidente Donald Trump repitió su crítica al acuerdo de congelar el programa nuclear de Irán a cambio del alivio de sanciones.

El presidente Donald Trump prometió el martes buscar terreno común con su homólogo francés para tratar con Irán, pero no se comprometió a cumplir el acuerdo nuclear que describió como "insano" y "ridículo".

Con el presidente francés, Emmanuel Macron, a su lado, Trump repitió su crítica al acuerdo de congelar el programa nuclear de Irán a cambio del alivio de sanciones, diciendo que el pacto no aborda el programa de misiles de Irán ni las actividades de agitación iraníes en la región.

Macron, que se dirigirá a una sesión conjunta del Congreso de Estados Unidos el miércoles antes de regresar a su país, ha tratado de persuadir a Trump para que no se retire del acuerdo alcanzado entre Irán y un grupo de potencias que incluye a Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, China, Rusia y Alemania.

El líder francés dijo que discutió con Trump el deseo de que "un nuevo acuerdo con Irán" también aborde el programa de misiles balísticos del país e incluya una solución política para restringir las actividades de Irán en Siria, Yemen, Líbano e Irak.

Trump no dio ninguna indicación el martes si sacará a los Estados Unidos del acuerdo nuclear existente con Teherán, pero envió una advertencia a Irán.

"Si reinician su programa nuclear, se meterán en problemas más grandes de los que jamás hayan tenido”, dijo Trump durante una reunión con Macron en la Oficina Oval. "Pueden subrayarlo".

Es probable que Irán tome la reimposición de sanciones como la muerte del JCPOA, y el presidente de ese país, Hassan Rouhani, advirtió el martes de graves consecuencias si Estados Unidos se retira del acuerdo.

Tal movimiento podría crear una gran discordia entre los principales socios transatlánticos y lanzar el Medio Oriente a una agitación aún más profunda.

"Macron esencialmente planteó la perspectiva de un gran acuerdo con cuatro pilares: el JCPOA, una promesa de Irán de nunca desarrollar armas nucleares, evitar que Irán continúe expandiendo su tecnología de misiles balísticos, y abordar el papel más amplio de Irán en el Medio Oriente —para tratar de mantener a Trump a bordo y evitar que se retire del JCPOA el 12 de mayo", dijo a la Voz de América, Garret Martin, profesor de la Escuela Universitaria de Servicios Internacionales de American University.

"Queda por ver si eso será suficiente para convencer a Trump, y si otras grandes potencias y actores regionales, incluido Irán, estarían dispuestos a una nueva gran negociación".

Macron también quiere que Trump mantenga a las fuerzas estadounidenses en el norte de Siria para evitar el riesgo de ceder el país al régimen de Assad e Irán.

Trump dijo a los periodistas que "me encantaría que [las tropas] salgan" de Siria, donde Estados Unidos tiene 2.000 soldados estadounidenses que buscan erradicar el grupo terrorista Estado Islámico.

"Queremos que vuelvan a casa. Volverán a casa", pronosticó Trump. "Pero queremos dejar una huella fuerte y duradera".

El presidente de Estados Unidos también criticó a otros países de la región por no hacer lo suficiente con sus propias fuerzas para luchar contra el terrorismo y contrarrestar la amenaza iraní.

Trump dijo que Estados Unidos había gastado siete billones de dólares en Medio Oriente durante un período de 18 años y tiene "menos que nada" para mostrar.

Algunos países ricos "no durarían una semana" sin que Estados Unidos garantizara su seguridad, según Trump, quien declaró, sin nombrar a ningún estado en particular, que tendrían que dar un paso al frente, pagar y poner a los soldados en el terreno.

"El presidente Trump estuvo de acuerdo en que no quería dar a Irán una mano libre en Siria, pero su solución fue que los estados regionales, presumiblemente Arabia Saudita y otros países del Golfo, financiaran los gastos humanitarios y de reconstrucción y proporcionaran sus propias tropas para estabilizar el país", dijo Jeffrey Rathke, subdirector del programa Europa en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales.

Rathke, un ex diplomático estadounidense, le dijo a la VOA que la idea de Trump "tiene es adoptada por algunos en Washington, pero es poco probable que gane tracción en la región".

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG