Enlaces para accesibilidad

ONUSIDA: "momento decisivo"


Michel Sidibe, director ejecutivo de ONUSIDA, durante una conferencia en Naciones Unidas el 25 de septiembre de 2014.

El jefe de ONUSIDA dice que la comunidad mundial se encuentra en un "momento decisivo" en el esfuerzo por poner fin a la epidemia de VIH / SIDA para el año 2030.

"Este punto medio es importante para nosotros para reflexionar sobre lo que no estaba funcionando", dijo Michel Sidibe a la Voz de América, y señaló que este año marca el punto medio de los objetivos mundiales acordados. "Se trata de cómo lidiar con las comunidades vulnerables, la sociedad frágil".

Según datos de 2016, 36,7 millones de personas en todo el mundo viven con el VIH. Hubo casi 2 millones de nuevas infecciones y 1 millón de muertes relacionadas con el SIDA.

Sin embargo, la buena noticia es que ha habido éxito en la expansión del acceso a los medicamentos antirretrovirales críticos (ARV), que alcanzaron a casi 21 millones de personas en 2016, lo que provocó una reducción de un tercio en las muertes relacionadas con el SIDA a nivel mundial.

La eliminación de la transmisión del VIH de la madre al niño a través del parto y la lactancia también se ha convertido en una posibilidad real para el año 2030. Esto se consideró un sueño hace unos años, dijo Sidibe.
"Hoy, después de seis años, vemos que reducimos en casi un 61 por ciento la infección entre los niños, la transmisión de madre a hijo", dijo Sidibe. "Pero todavía tenemos el 39 por ciento de los bebés que nacen con el VIH. Queremos detener eso y estamos trabajando muy de cerca con los países que se están quedando atrás para asegurarnos de tener un plan de recuperación".

El director ejecutivo de ONUSIDA dice que uno de los factores más importantes para poner fin a la epidemia es asegurarse de que las personas sean evaluadas y conozcan su estado respecto al VIH. Esto requiere levantar tabúes y hacer que las pruebas estén más ampliamente disponibles.

"Necesitamos reducir el precio de la autoevaluación, tenemos que ir a los niveles de la comunidad, los niveles familiares, para llegar a las personas donde están", dijo. "El enfoque centrado en la familia y también el enfoque basado en la comunidad serán fundamentales para lo que haremos en el futuro si queremos llegar a los millones de personas que desconocen su estado".

Un reciente informe de las Naciones Unidas sobre la respuesta al sida descubrió que a fines de 2016, alrededor del 70 por ciento de las personas que vivían con el VIH conocían su estado, y el 77 por ciento de ellas tenían acceso a la terapia antirretroviral. Una vez en esos tratamientos, el 82 por ciento había suprimido el virus a niveles indetectables en sus sistemas.

Esa no es una cura. El VIH aún permanece en su cuerpo, pero reduce en gran medida la probabilidad de transmisión a un compañero.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG