Enlaces para accesibilidad

ONU teme posibles cambios al proceso de paz colombiano


Exrebelde de las FARC, guía e instructor de rafting, habla con miembros de la policía y el ejército en Miravalle, Colombia. Foto de archivo.

Naciones Unidas pidió el viernes a Colombia que apruebe cuanto antes el marco legal que ampara el proceso de paz en el país y expresó preocupación sobre posibles reformas a la constitución que el presidente colombiano Iván Duque planea proponer para cambiar ciertos puntos de ese proceso.

Carlos Ruiz, jefe de la misión de verificación de la ONU en Colombia, declaró durante una reunión del Consejo de Seguridad que cualquier reforma constitucional no debería implicar cambios aplicados de forma retroactiva a todos aquellos excombatientes de las Fuerzas Armadas Revolucionaria de Colombia (FARC) que en buena fe abandonaron las armas bajo los términos pactados entre el gobierno y la exguerrilla.

“La mayor incertidumbre sería reabrir elementos básicos del acuerdo de paz”, dijo Ruiz quien destacó eso afectaría a víctimas del conflicto armado y a antiguos miembros de las FARC que esperan poder reintegrarse a la sociedad colombiana.

Vea: Presidente de Colombia objeta ley ¿a favor o en contra de la paz?

“Tal y como ya ha dicho el Secretario General (de la ONU), el principio de no-retroactividad es crítico para preservar la confianza en el proceso (de paz) de ahora en adelante”, agregó Ruiz.

El gobierno colombiano, entonces bajo la gestión del expresidente Juan Manuel Santos, y las FARC firmaron un acuerdo de paz en noviembre de 2016 que puso fin a más de medio siglo de conflicto armado. Desde la firma Colombia comenzó un lento proceso para permitir a los rebeldes una transición hacia la vida civil. La ONU monitorea esa transición y el Consejo de Seguridad la debate y evalúa en sesiones regulares.

En marzo, el actual presidente Duque --crítico con el proceso desde su campaña presidencial-- anunció su intención de proponer cambios en ciertos puntos de la Constitución referentes al proceso de paz. Destacó que no quiere excluir el castigo, que sería implementado por la justicia ordinaria, a excombatientes que cometen delitos sexuales contra niños y niñas. También pidió que quede claro que delitos cometidos después de la firma del acuerdo sean competencia de la justicia ordinaria.

El canciller colombiano Carlos Holmes participó en la reunión del viernes y aseguró a los medios de comunicación después de ésta que las reformas que quiere Duque no son retroactivas.

“Todo es hacia el futuro. Yo se lo había dicho ya al secretario general de Naciones Unidas. Él expresa su preocupación, pero desde acá le contesto ’tranquilo señor Secretario General que todo eso es hacia adelante. No hay retroactividad”, dijo Holmes a los periodistas.

Por otro lado, el Congreso colombiano está considerando seis objeciones a la ley estatutaria de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), creada para regular el sistema de justicia transicional. Las objeciones, presentadas por Duque, piden, entre otras cosas, que se aclare la reparación material a víctimas del conflicto y se elimine la renuncia a la acción penal frente a crímenes de lesa humanidad.

Ruiz y varios países miembro del Consejo de Seguridad urgieron el viernes a Colombia a que la ley estatuaria se active “lo antes posible”.

“La ley estatutaria es el último elemento que falta del marco legal para la JEP y uno necesario para garantizar que esta institución pueda operar con la necesaria independencia y autonomía”, dijo Ruiz.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG