Enlaces para accesibilidad

Observadores de cese el fuego en Colombia despedidos por bailar con exguerrilleras


En esta imagen de archivo del 19 de septiembre del 2016, el presidente colombiano Juan Manuel Santos (a la izquierda) entrega el acuerdo de paz de su gobierno con las FARC al secretario general de Naciones Unidas Ban Ki-moon, en la sede de la ONU en Nueva York. (Foto AP/Craig Ruttle)

Los observadores participaron en una fiesta de Áño Nuevo en un campamento de las FARC.

La ONU separó el jueves de sus funciones a cuatro miembros de la misión de verificación del cese del fuego entre el Gobierno colombiano y las FARC, luego de que Bogotá expresó preocupación sobre su neutralidad por haber bailado con ex combatientes del grupo guerrillero durante la celebración del Año Nuevo.

La decisión se produjo un día después de que el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos protestó ante Naciones Unidas (ONU) por el incidente y aseguró que estos hechos desvirtuaban el profesionalismo de la misión en el país sudamericano.

"La Misión de la ONU en Colombia ha tomado la decisión de separar de su servicio a tres observadores presentes en la ocasión y a su supervisor directo", dijo un comunicado del organismo que reiteró su compromiso de mantener la imparcialidad durante el proceso de dejación de armas y cese bilateral al fuego.

La queja responde a un video publicado de unos integrantes de la misión bailando con mujeres integrantes de las FARC en un campamento donde comenzaron a agruparse miembros del grupo en proceso de desmovilización y dejación de las armas.

El presidente Juan Manuel Santos y el máximo líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Rodrigo Londoño, firmaron el 24 de noviembre un acuerdo de paz que fue ajustado después de que el original fue rechazado en un plebiscito.

El Congreso de Colombia refrendó el acuerdo con el que se busca que unos 7.000 guerrilleros dejen las armas y conformen un partido político para poner fin a un violento conflicto de más de medio siglo que ha dejado 220.000 muertos y millones de desplazados.

En la actualidad, Naciones Unidas tiene 280 observadores en Colombia como parte de la misión de verificación del cese al fuego y de hostilidades entre el Gobierno y las FARC.

Reuters

XS
SM
MD
LG