Enlaces para accesibilidad

OMS: recomendaciones contra las enfermedades cardíacas


OMS: Los adultos y los niños deben consumir un máximo del 10 por ciento de sus calorías diarias en forma de grasas saturadas.

Los adultos y los niños deben consumir un máximo del 10 por ciento de sus calorías diarias en forma de grasas saturadas, como carne y mantequilla, y un uno por ciento de las grasas trans para reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, dijo la Organización Mundial de la Salud el viernes.

El borrador de recomendaciones, el primero desde 2002, tiene como objetivo reducir las enfermedades no transmisibles, encabezadas por enfermedades cardiovasculares, y atribuye el 72% de los 54,7 millones de muertes estimadas en todo el mundo cada año, muchos antes de los 70 años.

"Los ácidos grasos saturados y los ácidos grasos trans son especialmente preocupantes porque los altos niveles de ingesta se correlacionan con un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares", dijo a los periodistas el Dr. Francesco Branca, Director del Departamento de Nutrición para la Salud y el Desarrollo de la OMS.

Las recomendaciones dietéticas se basan en la evidencia científica desarrollada en los últimos 15 años, agregó.

La agencia de las Naciones Unidas ha invitado comentarios públicos hasta el 1 de junio sobre las recomendaciones, que espera finalizar antes de fin de año.

La grasa saturada se encuentra en alimentos de fuentes animales como mantequilla, leche de vaca, carne, salmón y yemas de huevo, y en algunos productos derivados de plantas como chocolate, manteca de cacao, y aceite de coco.

Las grasas trans ocurren naturalmente en la carne y los productos lácteos. Pero la fuente predominante se produce industrialmente y está contenida en alimentos horneados y fritos, como papas fritas y donas, bocadillos y grasas y aceites de cocina parcialmente hidrogenados que a menudo utilizan los restaurantes y vendedores ambulantes.

En un nuevo consejo explícito, la OMS dijo que las cantidades excesivas de grasas saturadas y grasas trans deben reemplazarse por grasas poliinsaturadas, como el pescado, la canola y los aceites de oliva.

Las recomendaciones complementan otras directrices de la OMS, incluida la limitación de la ingesta de azúcares libres y sodio.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG