Enlaces para accesibilidad

Nuevos tratamientos para el cáncer cerebral


ARCHIVO-El senador John McCain sale de una sesión a puertas cerradas en el Congreso estadounidense sobre reformas al código tributario. Washington, DC, 1-12-17.

El senador republicano John McCain es quizás la persona más conocida que actualmente sufre de cáncer cerebral.

El suyo es un glioblastoma, el tipo más mortal. Desde que McCain anunció la noticia el año pasado, se sometió a cirugía y quimioterapia. No existe una cura para este tipo de cáncer, e incluso con el tratamiento, la mayoría de las personas no viven más de tres años después de haber sido diagnosticadas.

Los cirujanos a menudo no pueden extirpar todo el tumor porque podría afectar las funciones cerebrales, o podría estar adherido a la columna vertebral. Estos tumores a menudo desarrollan tentáculos que los hacen imposibles de cortar por completo.

Sin tratamiento, la gente tiene solo meses de vida. Pero incluso con el tratamiento, la tasa de supervivencia de dos años es solo del 30 por ciento, de acuerdo con la American Brain Tumor Association.

Lo que es esperanzador es que algunos tratamientos nuevos se muestran prometedores.

Un buen ejemplo es Lori Mines. A esta mujer y madre de 40 años se le diagnosticó cáncer cerebral en etapa cuatro hace dos años. Ella tuvo un fuerte dolor de cabeza seguido de un derrame cerebral. Cuando los médicos ordenaron un escáner cerebral, encontraron dos tumores cerebrales grandes, uno en cada lado de su cerebro. Uno de los tumores se adjuntó a la columna vertebral por lo que no se pudo eliminar por completo.

"Ni siquiera quería saber nada al respecto. Básicamente, quería centrarme en tratar de mejorar ", dijo.

Incluso los tumores cerebrales no cancerosos pueden ser mortales si interfieren con partes del cerebro responsables de las funciones corporales vitales. El tratamiento a menudo incluye cirugía, quimioterapia o radiación o una combinación de estos tratamientos.

Los glioblastomas son el tipo más común de tumores cerebrales cancerosos, y la tasa de supervivencia relativa a cinco años es inferior al 6 por ciento.

Mines dice que es realista, aunque espera poder vivir más tiempo. Ella dice que solo seguirá luchando por ella, por su marido y por su hija pequeña.

Los científicos de Duke Health descubrieron que pueden aumentar la tasa de supervivencia de algunos pacientes al inyectar un virus de la polio modificado directamente en el tumor. Otros investigadores están tratando de hacer que el sistema inmune del cuerpo ataque los tumores.

El Dr. Arnab Chakravarti dirige el Departamento de Oncología Radioterápica de la Universidad Estatal de Ohio, donde se especializa en cánceres cerebrales. Chakravarti dice que los investigadores médicos están examinando nuevos ensayos clínicos, terapias dirigidas e inmunoterapias.

Chakravarti dirigió un estudio sobre la composición genética de los gliomas, tumores cerebrales que pueden ser cancerosos o benignos. Los investigadores encontraron que podían más que duplicar la expectativa de vida entre los pacientes que tenían un biomarcador distintivo, una célula o una molécula que está presente con un tipo particular de tumor. Ayuda a los médicos a decidir qué tratamiento puede funcionar mejor para reducir el tamaño del tumor.

"Es muy importante personalizar la atención para el paciente individual y es por eso que los biomarcadores, los biomarcadores predictivos y de pronóstico son tan importantes", dijo Chakravarti. El estudio fue publicado en JAMA Oncology.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG