Enlaces para accesibilidad

Nueva York elimina exención religiosa para vacunación en escuelas.


La enfermera registrada Starr Roden, coordinadora de acercamiento a la comunidad en el departamento de salud de Knox County, pone una vacuna a Jonathan Detweiler, un niño de 6 años en Mont Vernon, Ohio. Foto del 17 de mayo de 2019.

Nueva York eliminó una exención religiosa a los requisitos de vacunación para niños en edad escolar el jueves, siguiendo la tendencia de los estados que intentan impedir que las personas opten por no vacunar a sus hijos ante el peor brote de sarampión en décadas en el estado.

El Senado y la Asamblea liderados por demócratas votaron el jueves a favor de derogar la exención, que permite a los padres de niños citar sus creencias religiosas para no dejar que un niño reciba las vacunas requeridas para la inscripción escolar.

Poco después, el gobernador Andrew Cuomo, un demócrata, firmó la medida.

En 46 estados existen exenciones similares, aunque los legisladores en varios de ellos también están considerando la eliminación de la exención.

"Estamos enfrentando una crisis de salud pública sin precedentes", dijo el senador Brad Hoylman, demócrata por Manhattan y patrocinador de la legislación en el Senado. "Los atroces vendedores ambulantes de la ciencia basura y la medicina fraudulenta que conocemos como antivacunas han pasado años sembrando dudas y temores injustificados, pero es hora de que los legisladores los confronten de frente".

Cientos de padres de niños no vacunados se reunieron en el Capitolio de Nueva York antes de la votación para protestar por lo que varios llamaron un asalto a la libertad religiosa.

"La gente vino a este país para alejarse exactamente de este tipo de cosas", dijo Stan Yung, un abogado de Long Island que tiene tres hijos.

Yung, que es ortodoxo ruso, dijo que tiene puntos de vista religiosos y problemas de salud que le impedirán vacunar a sus tres hijos pequeños. Su familia, dijo, puede considerar dejar el estado si el proyecto de ley es aprobado.

Los partidarios de la medida dicen que las creencias religiosas sobre las vacunas no deben eclipsar la evidencia científica de que funcionan, y señaló que la Corte Suprema de EE.UU. dictaminó en 1905 que los estados tienen el derecho de hacer cumplir las leyes de vacunación obligatoria. Durante el debate de la Asamblea, los partidarios mencionaron flagelos del pasado que fueron derrotados en los Estados Unidos a través de vacunas.

"Tengo la edad suficiente para haber existido cuando la polio era una amenaza real", dijo la asambleísta Deborah Glick, demócrata por Manhattan. "Creo en la ciencia ... Sus opiniones personales, que pueden estar basadas en la ciencia basura, no triunfan sobre el bien mayor".

Los partidarios también sugieren que algunos padres pueden reclamar la exención religiosa para sus hijos a pesar de que su oposición en realidad se basa en afirmaciones erróneas sobre peligros de vacunas científicamente desacreditados.

El proyecto de ley no cambiaría una exención estatal existente otorgada a los niños que no pueden recibir vacunas por razones médicas, como un sistema inmunológico debilitado.

Una vez firmada, la ley entrará en vigencia inmediatamente, pero dará a los estudiantes no vacunados hasta 30 días después de ingresar a la escuela para demostrar que han recibido la primera dosis de cada vacuna requerida.

Cuomo apoya la eliminación de la exención, diciendo que la salud pública está en riesgo.

"Entiendo la libertad de religión", dijo a los periodistas el miércoles. "He escuchado la teoría de los antivacunas, pero creo que ambos están abrumados por el riesgo para la salud pública".

Los funcionarios federales de salud dijeron la semana pasada que la epidemia de sarampión en Estados Unidos de este año ha superado los 1.000 casos de la enfermedad, la cifra más alta en 27 años. La mayoría de los casos son de brotes en Nueva York en comunidades judías ortodoxas.

La última vez que la nación vio este número de casos fue en 1992, cuando se reportaron más de 2,200.

La legislación está pendiente en varios capitolios estatales para eliminar su versión de la exención religiosa.

California eliminó en 2015 las exenciones de vacunas por creencias personales para niños en escuelas públicas y privadas, después de que un brote de sarampión en Disneyland enfermó a 147 personas y se extendió por todo EE.UU. y Canadá. Maine terminó su exención religiosa a principios de este año.

Mississippi y West Virginia tampoco permiten excepciones religiosas.

El sarampión, que una vez fue común en EE.UU., se volvió raro después de las campañas de vacunación que comenzaron en los años sesenta. Hace una década, había menos de 100 casos al año.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG