Enlaces para accesibilidad

Nicaragua tiene nuevo estadio de béisbol tras casi 70 años

  • Voz de América - Redacción

El gobierno de Taiwán impulsó la construcción del nuevo estadio Dennis Martinez de Managua, Nicaragua.

Más de 15.000 personas ocupaban el viernes las butacas del nuevo estadio de béisbol de Managua cuando la pantalla electrónica mostró al jardinero central de los Expos de Montreal, Marquis Grissom, atrapando el out 27 aquel 28 de julio de 1991. Acto seguido se escuchó “Juego perfecto” y los presentes estallaron en júbilo.

Desde la tribuna principal, viendo ese instante, Dennis Martínez tenía los ojos llorosos. El expitcher de Grandes Ligas recordaba uno de los momentos más grandes de su vida junto al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, mientras inauguraban el nuevo Estadio Nacional de Béisbol de Nicaragua, que lleva su nombre.

El nuevo recinto abrió sus puertas 69 años después que el dictador Anastasio Somoza García cortara la cinta del primer y único gran coloso que había tenido éste país centroamericano.

"Nunca pensé que esto (el estadio) podría hacerse realidad, me siento que estoy volando", dijo Martínez.

Martínez es conocido como “El Presidente” en las Grandes Ligas y lanzó el juego perfecto frente a los Dodgers de Los Ángeles cuando era uno de los estelares en los Expos de Montreal. Además es, hasta ahora, el lanzador latinoamericano con más victorias en las Ligas Mayores con 245.

“Gracias por apoyar al deporte al ciento por ciento", dijo el deportista al presidente Ortega mientras recibía la ovación del público. Alrededor de ambos se ubicaban las selecciones de béisbol de Taiwán y Nicaragua, que desde este viernes y hasta el domingo realizarán una serie de tres juegos.

Por su parte, el mandatario ofreció un discurso inaugural en un acto transmitido por la televisión oficial. Durante el acto se excluyó de la cobertura a los medios locales independientes y a la prensa extranjera.

El nuevo estadio contrasta con otras edificaciones de Managua, capital donde las calles se inundan fácilmente debido a su desfasado sistema de drenaje pluvial. Nicaragua es el segundo país más pobre de América Latina.

El gobierno de Taiwán fue el que impulsó la construcción del coloso al donar 30 millones de dólares a finales de 2015 para su construcción. Sin embargo, ésta se retrasó debido a una emergencia provocada por inundaciones derivadas de las lluvias; el dinero fue utilizado para erigir casas de damnificados con el visto bueno de Taipéi.

A su vez, el gobierno de Ortega se comprometió a conseguir fondos para el estadio y lo hizo con la banca privada, que desembolsó unos 36 millones de dólares, lo que generó cuestionamientos entre algunos nicaragüenses.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG