Enlaces para accesibilidad

Conferencia Global sobre el Clima se enfoca en reducción de emisiones

  • AP

Un mensaje con 1.200 velas que dice 'Merkel pon fin al carbón' fue colocado por activistas del medio ambiente frente a un edificio frente al parlamento federal en Berlín, donde la canciller Angela Merkel y otros políticos se reúnen para hablar sobre una posible coalición política de 4 partidos que incluiría al Partido Verde. Noviembre 14, 2017.

El Departamento de Estado informó que su tercer diplomático más importante no encabezará la delegación estadounidense a las conversaciones sobre cambio climático que se realizan en Bonn, Alemania, esta semana y será reemplazado por una funcionaria de menor nivel.

El subsecretario de estado para Asuntos Políticos, Thomas Shannon, no podrá asistir debido a una emergencia familiar, indicó el Departamento de Estado. En su lugar, irá la secretaria de estado adjunta interina para Océanos y Asuntos Ambientales y Científicos Internacionales, Judith Garber.

El martes, el Departamento informó que "a menos que se hagan cambios", la administración Trump sigue planeando retirarse del Acuerdo de París sobre el Clima, el pacto internacional para reducir el calentamiento global.

El anuncio ocurre un día después de que manifestantes interrumpieran un evento organizado por Estados Unidos en Bonn para promover los combustibles fósiles y la energía nuclear.

Islas Marshall hacen llamado a Alemania

Por otro lado, Hilda Heine, la presidenta de las Islas Marshall, la nación isleña del Pacífico amenazada por el aumento del nivel del mar, instó a la canciller alemana Angela Merkel a poner fin al uso del carbón en su país.

El 40 por ciento de la electricidad que Alemania produce proviene del carbón, lo que representa un obstáculo importante a la meta alemana de reducir la emisiones de gas de invernadero.

Merkel hablará el miércoles en las conversaciones internacionales sobre el clima en Bonn, y los defensores del medio ambiente esperan que anuncie un plazo para la eliminación gradual del carbón para 2030.

La presidenta de las Islas Marshall dijo el martes que dicho anuncio "sería una señal de esperanza para mi país y para todos los países vulnerables del mundo".

Científicos dicen que la nación isleña está apenas a dos metros sobre el nivel del mar y podría desaparecer bajo el agua a menos que el calentamiento global se mantenga muy por debajo de los dos grados Celsius.

Pronóstico pesimista

También el martes, activistas pro-medio ambiente dijeron que un informe que muestra que el uso del petróleo continuará aumentando por más de dos décadas es demasiado pesimista, pero destaca la necesidad de tomar más acción para combatir el cambio climático.

El informe, dado a conocer el martes por la Agencia Internacional de la Energía (IEA), pronostica que la demanda petrolera continuará aumentando hasta 2040, incluso si el precio de la energía solar disminuye.

Reducir el uso de combustibles fósiles es una demanda clave de activistas y muchos gobiernos que están participando en las conversaciones sobre el clima en Bonn, Alemania, esta semana.

Lauri Myllvirta, una analista de energía en Greenpeace, dice que el informe de la IEA, cuya sede está en París, es "absurdamente pesimista sobre las energías renovables". Indicó que en el pasado se han hecho pronósticos similares que no se han hecho realidad.

Myllvirta dijo que las metas internacionales para contener el calentamiento global y reducir las muertes causadas por la contaminación ambiental requieren de todas maneras un mayor compromiso con las fuentes de energía renovables.

Brasil disminuye deforestación

En otro orden de cosas, Brasil anunció que la tasa de deforestación en sus áreas de conservación del Amazonas bajó en 28 por ciento el año pasado, el segundo nivel más bajo en décadas.

La nación latinoamericana informó que datos satelitales muestran que 159 kilómetros cuadrados de bosques protegidos fueron destruidos en los 12 meses que terminaron en julio de 2017.

La cifra es menor a los 221 kilómetros cuadrados de bosques amazónicos protegidos que se perdieron en el año anterior.

Brasil está bajo presión para contener la deforestación, la mayor parte de la cual es ilegal, porque el Amazonas juega un papel clave en la absorción de emisiones de carbono y la preservación de la biodiversidad.

El anuncio hecho el martes al margen de la conferencia global sobre el clima en Bonn, tuvo lugar al mismo tiempo que Gran Bretaña y Alemania prometieron donar $ 81 millones y $ 72 millones respectivamente para combatir la deforestación en la región amazónica.

Microsoft promete recorte de emisiones

Otro anuncio el martes en Bonn fue hecho por Microsoft. El gigante tecnológico anunció que planea recortar las emisiones de carbono generadas por sus operaciones en un 75 por ciento para 2030, de los niveles de 2013.

La promesa de Microsoft, hecha también al margen de las conversaciones globales sobre el clima, refleja el tipo de esfuerzos que las grandes empresas están haciendo para ayudar a detener el cambio climático, que es causado mayormente por los gases de invernadero como el dióxido de carbono.

Microsoft ya ha recortado sus emisiones de 900.000 toneladas métricas de dióxido de carbono a unas 230.000 toneladas este año, avanzando enormemente hacia su meta para 2030,

Sin embargo, sus requisitos de energía aumentan a medida que la compañía amplia sus negocios, especialmente en el campo de la nube de computación.

La empresa, con sede en Redmond, estado de Washington, dice que quiere reducir sus emisiones aumentando drásticamente su uso de energía renovable.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG