Enlaces para accesibilidad

Marcha de Mujeres en Washington supera las expectativas

  • Voz de América - Redacción

Los organizadores afirman que 673 marchas similares están planeadas alrededor de los Estados Unidos y en todo el mundo, en ciudades como Nueva York, San Francisco, Londres, Berlín, Nairobi y Sydney.

Miles de mujeres llegaron a la capital de Estados Unidos, Washington, para participar de la Marcha de Mujeres.

La gran marea de manifestantes que se ha hecho presente en la capital ha superado las expectativas de los organizadores, que ahora cifran la asistencia, igual que las autoridades, en al menos medio millón de personas, el doble de lo esperado.

A la manifestación en la capital acudieron personas de varias ciudades del país, entre ellas algunos residentes de Miami que días atrás se congregaron en un hotel local para elaborar pancartas y letreros, así como coordinar la llegada a Washington a través de diversos medios de transporte.

Son tantas las personas que se han congregado que posiblemente la marcha no llegaría a la Casa Blanca.

Ellas llevan sombreros rosados. El punto de encuentro fue en la Avenida Independencia con calle tercera, a dos cuadras del Capitolio de la capital estadounidense.

Una primera reunión comenzó a las 10 de la mañana con celebridades como Katy Perry, Cher, la estrella de televisión "Walking Dead" Danai Gurira, la actriz india Padma Lakshmi, la actriz latina America Ferrera, la estrella de cine Scarlett Johnansson y la feminista Gloria Steinem.

La manifestación se produce un día después de la inauguración del presidente Donald Trump.

Las mujeres con sombreros rosados comienzan a reunirse temprano y están listas para hacer oír sus voces en el primer día completo de la presidencia de Donald Trump, el 21 de enero de 2017 en Washington.
Las mujeres con sombreros rosados comienzan a reunirse temprano y están listas para hacer oír sus voces en el primer día completo de la presidencia de Donald Trump, el 21 de enero de 2017 en Washington.

Los organizadores de la Marcha de Mujeres en Washington dicen que también esperan unos cientos de miles de personas, para protestar por las políticas del nuevo presidente y abogar por los derechos de las mujeres.

"Esta marcha no es contra Trump"

"Estoy marchando por las mujeres. Venimos a defender los derechos de las mujeres y no es porque no queremos al presidente ni estamos hablando del presidente, la gente está confundiendo las cosas diciendo cosas negativas. Estamos aquí por nuestras madres, nuestras hermanas, nuestras hijas y todas las mujeres del mundo", dijo a la Voz de América Alicia Morales, quien llegó desde Laredo, México.

Familias enteras llegaron hasta la capital de país simplemente para alzar su voz en favor de los derechos de las mujeres y dar ejemplo a las nuevas generaciones como el caso de Debbie, quien llegó acompañada de sus hijas y nietas desde Massachusetts. "Yo he venido a marchar por nosotras", respondió a la Voz de América.

De igual manera, una madre, quien estaba acompañada de sus hijas llegó desde Pittsburgh y señaló que ha viajado hasta Washington para enseñarles a sus hijas lo que significa la democracia y que estas marchas son parte de ese sistema que permite alzar la voz por los derechos y cualquier otra injusticia.

Funcionarios de Washington dijeron que 1.800 autobuses se registraron para estacionarse en la ciudad el sábado, lo que podría significar que cerca de 100.000 personas ingresen en autobús.

Los organizadores de la marcha en Washington dicen que quieren enviar un mensaje a Trump en su primer día en la oficina, que los derechos de las mujeres son derechos humanos.

Las mujeres arribaron a la reunión en el metro de Washington. (Foto Angélica Herrera)
Las mujeres arribaron a la reunión en el metro de Washington. (Foto Angélica Herrera)

Los manifestantes dicen que están pidiendo la igualdad racial y de género, la atención médica asequible y los derechos de aborto - temas que dicen están bajo amenaza en una presidencia de Trump.

Sarah Young, que viajó desde su casa en Indiana para marchar en Washington, dijo a VOA que su principal preocupación es el cuidado de la salud de las mujeres.

"El acceso al control de la natalidad y el acceso a la atención de la salud de la mujer ha hecho más por el empoderamiento de las mujeres en el siglo XX y avanzando hacia el siglo 21. Si queremos mantener esos beneficios, tenemos que mantener el acceso a la atención de salud" dijo.

Una de las participantes, Esha Kaur Sarai, escribió en su cuenta de Twitter: “Tres generaciones de la familia Megee viajaron desde Alabama, Texas y California para la reunión en el #WomensMarch”

Otras cuestiones que motivan a los participantes, son poner fin a la violencia contra las mujeres, la justicia ambiental y proteger los derechos de los trabajadores, las personas con discapacidad, los inmigrantes y la comunidad LGBTQ.

Lou Ann Homan, de Indiana, dijo a VOA que hará que su voz se escuche más cerca de casa.

"Hay marchas por todo el país, en cada pueblo y cada gran ciudad, y nosotros, vamos un grupo grande a Fort Wayne (Indiana) para mostrar solidaridad, mostrar que nos importa, " anotó.

La Familia Schlesinger, madre e hijas, le dijeron a la Voz de América que el gorro significa retomar el sentido real de la palabra "pussy" en respuesta a declaraciones de Trump. Ellas recibieron los gorros gratis. (Foto Angélica Herrera)
La Familia Schlesinger, madre e hijas, le dijeron a la Voz de América que el gorro significa retomar el sentido real de la palabra "pussy" en respuesta a declaraciones de Trump. Ellas recibieron los gorros gratis. (Foto Angélica Herrera)

La marcha de las mujeres también ha provocado controversia con la gente, que tomó las redes sociales para criticar el movimiento.

El hashtag #RenameMillionWomenMarch, fue tendencia en Twitter en los Estados Unidos, con personas que sugieren nuevos nombres para la protesta.

Algunas sugerencias se burlaron de los manifestantes por no poder aceptar los resultados de las elecciones.

Otros criticaron el movimiento por no ser inclusivo y llevando el mensaje que las mujeres solo se oponen al aborto.

Otras críticas vinieron de grupos pro vida que han señalado que fueron excluidos de la marcha. “Los grupos que apoyan el acceso al aborto se han hecho cargo de lo que debería haber sido una marcha sobre muchos otros temas”, dijo a la VOA Michele Hendrickson, director regional de @students4LifeHQ.

Este grupo de personas se concentraron en las afueras de la Corte Suprema antes de unirse a la marcha. “Esta no es una marcha de las mujeres porque las mujeres no son monolíticos. De hecho, decenas de millones de mujeres son pro vida”, expresó Catherine Glenn Foster.

XS
SM
MD
LG