Enlaces para accesibilidad

Mujer china detenida en Mar-A-Lago permanece en custodia


El abogado defensor Robert Adler describe el incidente como un “malentendido”.

Una mujer china causada de mentir para entrar al club privado del presidente Donald Trump en West Palm Beach, Florida, permanecerá en custodia por lo menos por otra semana, ordenó un magistrado federal este lunes.

La mujer, Yujing Zhang, fue arrestada después de dar razones conflictivas el mes pasado para estar en Mar-A-Lago durante una de las rutinarias visitas de fin de semana de Trump, un incidente que renovó las preocupaciones por la seguridad en club.

El fiscal le dijo al magistrado federal William Matthewman que Zhang no era de confiar, acusándola de mentir a los investigadores sobre por qué estaba en la propiedad. Indicó que en una búsqueda en su habitación de hotel se descubrió un dispositivo para encontrar cámaras ocultas, cinco tarjetas SIM de teléfono y 8.000 dólares en efectivo.

“Le miente a todo al que se encuentra”, indicó el asistente del fiscal Rolando García durante una audiencia en el distrito de West Palm Beach, Florida. “No tiene lazos con Estados Unidos”.

Tres funcionarios de seguridad y fuentes de seguridad nacional le dijeron a Reuters el lunes que múltiples agencias estadounidenses están evaluando si el incidente tiene alguna relación con la inteligencia china y si expuso riesgos de contrainteligencia. Los funcionarios describieron el intento de Zhang de entrar al club como amateur, pero dijeron que están evaluando si fue una prueba de la seguridad de la propiedad presidencial.

Los fiscales anteriormente indicaron que Zhang llevaba cuatros celulares, una laptop, un dispositivo externo de almacenamiento y una memoria USB con lo que los investigadores describieron como un “malware malicioso”.

Zhang le dijo a uno de los agentes del servicio secreto que protege Mar-A-Lago que estaba allí para usar la piscina y luego le dijo a otro agente que estaba invitada a un evento de la Asociación China Estadounidense de las Naciones Unidas, hasta que funcionarios del club determinaron que ese evento no estaba programado. Fue arrestada después de que los agentes determinaron que no tenía ninguna razón legítima para estar en el club.

El abogado defensor Robert Adler describió el incidente como un “malentendido”.

“Lo único que la señora Zhang hizo fue dar un nombre común y se le permitió entrar a la propiedad”, indicó Adler. “No entiendo como esto puede ser un cargo por entrada ilegal”.

Zhang fue acusada de ofrecer declaraciones falsas a un oficial federal y de entrar o permanecer en un área restringida, cargos que conllevan entre 5 y 3 años de cárcel en una prisión federal. Tiene 32 o 33 años, de acuerdo con la información registrada en la corte federal.

Congresistas demócratas plantearon preguntas la semana pasada sobre la seguridad en el club. El presidente desestimó las preocupaciones, calificando el incidente como una “casualidad” y elogiando al Servicio Secreto.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG