Enlaces para accesibilidad

Inglaterra: Muere una de dos víctimas de agente neurotóxico


Un especialista de la policía en traje de protección sale de John Baker House un lugar para personas sin hogar en Rollestone Street en Salisbury, Inglaterra, el viernes 6 de julio de 2018. Una de dos personas contaminadas con un agente neurotóxico falleció el domingo. (AP Photo / Matt Dunham)

Una mujer que fue envenenada por un agente neurotóxico de grado militar en el suroeste de Inglaterra murió el domingo, ocho días después de que la policía cree que tocó un artículo contaminado que no se ha encontrado.

La Policía Metropolitana de Londres dijo que el caso se había convertido en una investigación de homicidio ahora que Dawn Sturgess, de 44 años, ha muerto en un hospital en Salisbury. Ella y su novio, Charlie Rowley, de 45 años, fueron admitidos el 30 de junio y permanecían en estado crítico.

La policía dijo que las pruebas mostraron que la pareja estuvo expuesta a Novichok, el mismo tipo de agente nervioso usado para envenenar al ex espía ruso Sergei Skripal y su hija, Yulia, en Salisbury en marzo. La policía sospecha que Rowley y Sturgess manejaron un artículo del primer ataque, del que Gran Bretaña culpa a Rusia.

Moscú niega participación.

La primera ministra Theresa May dijo que estaba "horrorizada y consternada" por la muerte de Sturgess.
"La policía y los agentes de seguridad están trabajando urgentemente para establecer los hechos de este incidente, que ahora se está tratando como asesinato'', dijo May.

El comisionado adjunto Neil Basu, el principal oficial de la policía antiterrorista de Gran Bretaña, dijo que la muerte "solo ha servido para fortalecer nuestra determinación" de encontrar a los responsables.

Más de 100 agentes de policía han estado trabajando para localizar un pequeño vial u otro contenedor que se cree que contenía el agente nervioso que enfermó a los dos. Los funcionarios dicen que la operación de búsqueda y limpieza tomará semanas o incluso meses.

La policía antiterrorista también está estudiando aproximadamente 1.300 horas de imágenes de circuito cerrado de televisión con la esperanza de encontrar pistas sobre las actividades de la pareja en las horas previas a su enfermedad.

Los detectives quieren saber dónde estaba la pareja para obtener nuevas pistas sobre dónde podría haber ocurrido la contaminación.

Gran Bretaña sostiene que el ataque de marzo contra los Skripals fue ordenado por el gobierno ruso, una acusación negada por los representantes del presidente ruso, Vladimir Putin. El caso condujo a la expulsión de diplomáticos rusos de Gran Bretaña, Estados Unidos y otros países, y de expulsiones retaliatorias similares por parte de Moscú.

La nueva intoxicación ha asustado a algunos residentes que pensaban que una limpieza exhaustiva había eliminado la amenaza de una nueva exposición de Novichok.

Los funcionarios del hospital dijeron el sábado por la noche que varias personas, entre ellas un oficial de policía, habían buscado atención médica en la última semana, pero se descubrió que no necesitaban tratamiento.

John Glen, el legislador del Partido Conservador para la región, dijo que el nuevo envenenamiento ha amenazado un rebote económico de la desaceleración causada por el ataque a los Skripals.

"Necesitamos establecer rápidamente con qué entraron en contacto y dónde", dijo. `'El sentimiento en la ciudad es frustración, queremos volver a la normalidad ''.

El ministro del Interior de Gran Bretaña visitó Salisbury y la cercana Amesbury, donde la pareja enfermó, el domingo para asegurar a los residentes que el riesgo para el público sigue siendo bajo.

El secretario del Interior, Sajid Javid, dijo que el área está abierta para los negocios e instó a la gente a visitar lo que él llamó una de las partes más bellas del país.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG