Enlaces para accesibilidad

Mueller y equipo legal de Trump siguen negociando entrevista


Esta combinación de fotografías creada el 8 de enero de 2018, muestra fotos de archivo del exdirector del FBI Robert Mueller el 19 de junio de 2013 en Washington DC, y el presidente de EE.UU. Donald Trump el 15 de diciembre de 2017, también en Washington DC.

Rudy Giuliani, uno de los asesores legales del presidente Donald Trump dijo el miércoles que el equipo de defensores del mandatario estadunidense enviará una carta al fiscal especial que investiga la interferencia rusa en las elecciones de 2016, presentándole una contraoferta para una entrevista al presidente.

Giuliani hizo la declaración en una entrevista con CNN, pero no describió la contraorferta. Según el Washington Post, la carta de la que habla el exalcalde de Nueva York que se unió al equipo legal de Trump en abril, dice que rechazarían cualquier entrevista al presidente que incluya preguntas sobre obstrucción de la justicia, especialmente sobre el despido del exdirector del FBI, James Comey.

Una de las defensas a menudo invocada por Giuliani y otros abogados de Trump respecto a si el presidente obstruyó la justicia al despedir a Comey, es el Segundo Artículo de la Constitución de Estados Unidos, que otorga al presidente la autoridad ejecutiva para despedir a los funcionarios de su gobierno.

Rudy Giuliani, exalcalde de Nueva York, y desde abril de 2018, parte del equipo legal del presidente Donald Trump.
Rudy Giuliani, exalcalde de Nueva York, y desde abril de 2018, parte del equipo legal del presidente Donald Trump.

Trump despidió a Comey en mayo de 2017, cuando el exdirector del FBI dirigía la investigación sobre la interferencia rusa en las elecciones. Al día siguiente, el presidente dijo en una entrevista con NBC News que estaba pensando en la investigación de Rusia cuando tomó la decisión.

Mueller, está tratando de entrevistar al presidente desde hace meses. Trump ha dicho públicamente y a su equipo de legal que quiere ser entrevistado, en la creencia de que hacerlo le permitirá limpiar su nombre. Pero sus abogados le han aconsejado que no lo haga, por temor a que caiga en "una trampa de perjurio".

Los abogados del presidente han ofrecido al fiscal especial respuestas escritas sobre las preguntas de obstrucción y han insistido en limitar la entrevista a temas relacionados con asuntos anteriores a la toma de posesión de Trump.

A Mueller le interesa particularmente la reunión en junio de 2016 en la Torre Trump entre el hijo del presidente, Donald Trump Jr. y varios asesores de campaña con una abogada rusa que tiene conecciones con el Kremlim.

La semana pasada, el presidente tuiteó que el propósito de la reunión era "recibir información dañina sobre un oponente", en este caso la exsecretaria de Estado y excandidata presidencial demócrata Hillary Clinton.

Trump dijo que esa reunión fue perfectamente legal y que se hace todo el tiempo en política, pero sus tuits contradicen sus propias declaraciones sobre la reunión, así como un comunicado de su hijo en julio de 2017, donde dijeron que el encuentro trató mayormente sobre asuntos relacionados con la adopción en Rusia de niños estadounidenses.

El mes pasado, Trump escribió en Twiter que "la colusión no es un delito", al tiempo que continuaba los ataques contra la investigación de Mueller, quien está investigando los tuits y las declaraciones públicas del mandatario para determinar si las hizo con la intención de engañar a los investigadores.

Si Mueller y el equipo defensor de Trump no se ponen de acuerdo sobre la entrevista, el fiscal especial podría recurrir a una citación judicial contra el presidente. El domingo, en entrevista con ABC, el abogado Jay Sekulow, otro de los defensores de Trump, dijo que esa medida desataría una batalla legal que podría llegar hasta la Corte Suprema.

En mayo de 2017, el vicefiscal general de la nación Rod Rosenstein, nombró a Mueller para investigar "cualquier vínculo y/o coordinación entre el gobierno ruso e individuos asociados con la campaña del presidente Donald Trump", así como con "cualquier asunto que surja o pueda surgir directamente de la investigación".

La investigación ha llevado a la acusación de varios miembros del círculo de Trump, incluido el exasesor de campaña para política exterior George Papadopoulos, el exasesor de seguridad nacional Michael Flynn, el exjefe de campaña Paul Manafort y el exasistente de campaña Rick Gates, así como 12 agentes de inteligencia rusos.

El presidente Trump ha calificado reiteradamente la investigación sobre Rusia como "una cacería de brujas".

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG