Enlaces para accesibilidad

Miles protestan contra interferencia en investigación sobre Rusia


Manifestantes se reúnen frentre a la Casa Blanca, en Washington, el jueves 8 de noviembre de 2018.

Manifestantes en todo Estados Unidos se reunieron desde Nueva York a Los Ángeles el jueves para advertir a la Casa Blanca que no interfiera con la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre la presunta intromisión rusa en las elecciones de 2016.

Las protestas tuvieron lugar después del despido el miércoles del fiscal general Jeff Sessions, a quien Trump reemplazó de forma interina por su jefe de despacho, Matt Whitaker, crítico que de la investigación que ahora supervisará.

Vea también: Renuncia secretario de Justicia Jeff Sessions a pedido de Trump

El presidente Donald Trump ha negado insistentemente cualquier colusión, y se ha quejado durante mucho tiempo de la investigación, calificándola de caza de brujas. Con frecuencia había criticado públicamente a Sessions por haberse recusado el año pasado del caso.

Vea también: EE.UU.: Convocan protestas contra fiscal general interino elegido por Trump

Los manifestantes protestan frente a la Casa Blanca contra los esfuerzos por socavar la investigación de Mueller.
Los manifestantes protestan frente a la Casa Blanca contra los esfuerzos por socavar la investigación de Mueller.

​En Times Square en Nueva York, miles de personas marcharon con carteles que decían: "Manos fuera de Mueller".

Manifestantes también se reunieron frente a la Casa Blanca, exigiendo que se permitiera a Mueller completar su investigación.

Protestas similares se realizaron entre otros sitios en Carolina del Norte, Tennessee y Las Vegas.

Vea también: Demócratas piden audiencias sobre la salida de Jeff Sessions

Jamie Raskin, representante por Maryland en el Congreso de Estados Unidos, dijo que: "Queremos que el presidente sepa, y queremos que el "llamado" fiscal general sepa que estamos tratando a la Casa Blanca, y que tratamos al Departamento de Justicia como una escena del crimen".

Los manifestantes dicen que apoyan la integridad del Departamento de Justicia y otras instituciones estadounidenses.

"Respeto la ley y soy una persona dedicada a la Constitución, y creo que lo que está sucediendo hoy es indignante", indicó Gerard Harris, un juez retirado.

Los manifestantes advierten que la posibilidad del despido de otro funcionario del Departamento de Justicia cuyo trabajo puede estar bajo amenaza, el vice fiscal general Rod Rosenstein, desencadenaría protestas más grandes.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG