Enlaces para accesibilidad

Miles de nicaraguenses marchan pacíficamente a favor y en contra del gobierno


Nicaraguenses marchan en apoyo a la Iglesia Católica y sus obispos que han estado mediando en la violenta crisis en su país. León, julio 28 de 2018. La marcha en apoyo a los clérigos ocurrió paralelamente a una marcha de seguidores del sandinismo y policías en favor del gobierno.

La oposición y seguidores del gobierno del presidente de Nicaragua Daniel Ortega marcharon separadamente el sábado en sendas demostraciones, mientras continúa la presión externa contra Ortega para que renuncie o adelante elecciones.

El sábado, miles de nicaraguenses marcharon en apoyo a los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, que se ofrecieron para mediar la crisis y han sido testigos del diálogo para intentar superar la crisis política de la nación centroamericana que comenzó en abril.

Al mismo tiempo, seguidores del oficialismo, mayormente empleados públicos y de la Policía Nacional participaron en una marcha de cinco kilómetros, para ofrecer respaldo a Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo.

Partidarios del presidente de Nicaragua Daniel Ortega sostienen banderas del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en una marcha en Managua, Nicaragua el 28 de julio de 2018. REUTERS / Jorge Cabrera -
Partidarios del presidente de Nicaragua Daniel Ortega sostienen banderas del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en una marcha en Managua, Nicaragua el 28 de julio de 2018. REUTERS / Jorge Cabrera -

El gobierno convocó la demostración presuntamente para exigir justicia para las víctimas que ha dejado la crisis. Mientras la marcha por los obispos además de respaldar a los clérigos exigía justicia para los centenares de muertos que ha dejado la furiosa represión de las fuerzas gubernamentales y paramilitares desde que comenzaron las protestas.

En la marcha de los obispos participaron un grupo de unos 40 médicos estatales que dicen fueron destituidos por atender a personas que protestaban contra el gobierno en el noroeste del país.

El vicario general de la diócesis de Managua, Carlos Avilés, agradeció el respaldo de los manifestantes, instándoles a no dejarse tentar por la violencia y a orar por quienes los persiguen y bendecir a quienes los maldicen.

El sacerdote afirmó que las iglesias católicas siempre estarán abiertas para quienes lo necesiten y reiteró que continuarán apoyan el diálogo para buscar una solución a la crisis, que comenzó el 18 de abril con una protesta contra una anunciada reforma a la seguridad social, que fue rescindida por el gobierno, pero que continuaron para convertirse en una demanda de renuncia de Ortega.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG