Enlaces para accesibilidad

Pompeo insta a países del Consejo Ártico a trabajar unidos por el bien general


El Consejo Ártico lo conforman Estados Unidos, Canadá, Dinamarca, Finlandia, Islandia, Noruega, Rusia y Suecia. Islandia asumirá la presidencia del grupo de manos de Finlandia.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, se dirigió el lunes al Consejo Ártico reunido en Finlandia el 6 y 7 de mayo para su 11ª Reunión Ministerial.

La reunión que concluye el martes pone fin a la presidencia de dos años del grupo a cargo de Finlandia. Pompeo resaltó en su discurso las extensas y fuertes relaciones con el país anfitrión del evento, así como el compromiso compartido de los dos países con la democracia y los derechos humanos, la seguridad regional y mundial, y los vínculos económicos y diplomáticos profundos y duraderos.

"Estamos celebrando 100 años de relaciones diplomáticas", dijo Pompeo en alusión a Finlandia.

Además señaló la importancia que cobra el trabajo de conjunto para la zona: "Quiero expresar lo que creo que podríamos hacer juntos".

Pompeo recordó que la región tiene el 13 por ciento del petróleo no descubierto del mundo, el 30 por ciento del gas sin descubrir, así como riquezas como oro y otros valiosos recursos naturales sin explotar.

"Todas las naciones, incluyendo nuestros dos países, deberían tener el derecho de participar pacíficamente en esta región", dijo.

El Consejo Ártico, establecido por la declaración de Ottawa en 1996, es el principal foro multilateral sobre gobernanza regional, junto con los pueblos indígenas de la región.

Lo conforman Estados Unidos, Canadá, Dinamarca, Finlandia, Islandia, Noruega, Rusia y Suecia. Islandia asumirá la presidencia que culmina Finlandia.

Se espera que los ministros adopten este año nuevos temas, entre ellos, los relativos a la conectividad de telecomunicaciones en el Ártico, respuesta a derrames de petróleo, redes de energía de comunidades remotas y la salud de los pueblos indígenas.

El grupo busca objetivos claros acerca de que la región permanezca libre de conflictos y esté regida por el estado de derecho.

El discurso de Pompeo reafirmó la intención de Estados Unidos de promover el buen gobierno, la responsabilidad ambiental y el desarrollo sostenible de todos los recursos energéticos en el Ártico, incluida la producción de petróleo y gas, así como la energía limpia y renovable.

Se refirió en su discurso a China, recordando que es observador del grupo, pero advirtió que debe respetar las reglas y los derechos vigentes. También aludió, por ejemplo, a lo que catalogó como "la devastación ecológica causada por la pesca de China".

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG