Enlaces para accesibilidad

México acudirá a FBI para investigar espionaje a periodistas

  • Voz de América - Redacción

Otras organizaciones internacionales como la ONU, apoyarán la investigación, según la Procuraduría General de la República mexicana.

La fiscalía de México dijo este lunes que solicitará la ayuda de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) de los Estados Unidos para investigar el espionaje que el presidente Enrique Peña Nieto habría mantenido contra periodistas y defensores de Derechos Humanos de su país.

Los afectados presentaron una denuncia penal alegando que sus teléfonos inteligentes habían sido infectados con un software de espionaje vendido al gobierno para combatir a criminales y terroristas.

Peña Nieto calificó los cargos de "falsos" y pidió a la Fiscalía General que investigara lo sucedido.

"Pediremos ayuda al FBI", dijo Ricardo Sánchez del Pozo, titular de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEDALE).

El ente acusador pedirá a los presuntos blancos del espionaje que entreguen sus teléfonos para analizarlos.

"A todas aquellas personas que han declarado formalmente o a través de la prensa que sus teléfonos móviles han sido hackeados se les pedirá que entreguen sus teléfonos a la investigación con el fin de llevar a cabo un análisis forense", agregó Sánchez.

También se solicitará a las compañías de telecomunicaciones que entreguen los registros de llamadas de los teléfonos celulares que supuestamente han sido infectados por el spyware. Estos registros se mantienen en archivo durante dos años, de acuerdo con la ley mexicana.

Unos de los principales afectados con el espionaje son: Carmen Aristegui, una periodista que en 2014 ayudó a revelar que la esposa del presidente Enrique Peña Nieto había adquirido una casa de un importante contratista gubernamental; y Carlos Loret de Mola, periodista de la televisora Televisa .

Los demás denunciantes son activistas de Derechos Humanos que trabajan contra la corrupción y abogados que representan a las familias de los 43 maestros desaparecidos y presuntamente masacrados en 2014, del caso de Ayotzinapa.

La desaparición de los 43 maestros y el manejo del gobierno sobre esta investigación, provocó la condena internacional al gobierno de Peña Nieto.

México fue uno de los países más peligrosos para los periodistas en 2016.

Este lunes, las autoridades confirmaron la muerte del periodista mexicano Salvador Adame, secuestrado el mes pasado en el violento estado occidental de Michoacán.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG