Enlaces para accesibilidad

México firma pacto social para contrarrestar "gasolinazo"

  • Voz de América - Redacción

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, y representantes de diversos sectores del país durante el anuncio del pacto para evitar alzas en los productos de primera necesidad.

El gobierno mexicano logró convenios con empresas, sindicatos y organizaciones de campo para evitar alzas en los precios de la canasta básica.

El gobierno de México firmó un acuerdo con empresas, sindicatos y organizaciones de campo para evitar alzas en los precios de los productos de primera necesidad, luego de que una liberalización del precio de los combustibles generara extensas y violentas protestas en los últimos días.

El pacto fue firmado por representantes de los tres sectores en la residencia presidencial de Los Pinos, junto con el presidente Enrique Peña Nieto, quien advirtió que el gobierno vigilará y sancionará cualquier abuso.

Pero el apoyo al pacto social no fue apoyado por todo el sector empresarial, COPARMEX, un fuerte sindicato que aglutina a empresarios de todos los sectores no lo firmó.

El ente advirtió sobre la importancia de que el acuerdo "sea fruto de un verdadero y amplio consenso social, y no solo sirva como estrategia de comunicación o imagen pública".

Bajo los términos del convenio, el sector del campo se comprometió a mejorar la productividad y el laborar a intensificar su productividad y competitividad.

Peña Nieto afirmó que si es necesario se autorizará la importación preferencial de productos básicos, cuando se detecten aumentos en los precios. El mandatario pidió a todos los sectores y a los gobiernos locales a "hacer más con menos".

México ha aunciado que impondrá medidas de austeridad en 2017, que incluyen la reducción de un 10% de los salarios de altos funcionarios federales. Los nuevos precios de la gasolina que entraron en vigencia el primero de enero, subieron en un 20,1% en comparación con el año anterior. El diesel subió 16,5%.

Las protestas por el alza de precio de los combustibles, que el lunes continuaban en la capital mexicana, dejaron pérdidas millonarias, tres muertos y más de 1.500 detenidos en todo el país, según cifras oficiales.

Peña Nieto ha justificado la liberalización del coste de los combustibles por el aumento de los precios internacionales de los mismos ya que México importa más de la mitad de la gasolina que consume, y para no recortar programas sociales.

Para neutralizar el aumento de precios del transporte, el mandatario mexicano ha sugerido apoyar la modernización y reconvención de vehículos a combustibles "más eficientes y económicos".

Su opinión

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG