Enlaces para accesibilidad

"Todos están contra mí" dice López Obrador en debate presidencial


El candidato favorito para ganar las elecciones presidenciales de México, el izquierdista Andrés Manuel López Obrador saludo tras el debate del domingo en Ciudad de México.

El candidato favorito para ganar las elecciones presidenciales de México, el izquierdista Andrés Manuel López Obrador, se quejó el domingo por la lluvia de críticas que recibió en su primer debate con su adversarios, que cuestionaron desde sus propuestas hasta su honestidad.

El veterano político, que competirá por tercera vez seguida por la presidencia sostuvo, sin embargo, que ganará la elección y reiteró que su principal lucha es contra la extendida corrupción y la pobreza, donde considera se inicia la violencia.

Popularmente conocido por su acrónimo AMLO, López lidera los sondeos por más de 10 puntos porcentuales sobre Ricardo Anaya, del conservador Partido Acción Nacional (PAN), y José Antonio Meade, del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI), quien ocupa un lejano tercer lugar.

Durante el debate, el primero de los tres que se realizarán antes de los comicios del 1 de julio, AMLO fue acusado de tener una ambición desmedida por el poder, haber pactado con criminales, corruptos y violentos, de ser deshonesto por no declarar sus bienes y de usar el partido político que fundó, Morena, como una empresa propia de la que viven hasta sus hijos.

“Desde luego todos están aquí contra mi, echándome montón”, dijo el candidato que fue cuestionado por su propuesta de evaluar una amnistía para criminales. En varias ocasiones no aprovechó su derecho a réplica para contestar a los ataques pero mantuvo la calma.

“Me traen en la punta de la lengua, por algo será”, agregó el exalcalde de Ciudad de México quien asegura que una “mafia del poder” maneja todos los hilos institucionales del país.

López aclaró que amnistía no significa impunidad y que su propuesta ha sido usada de forma malintencionada por sus rivales, que aseguran una medida de ese tipo podría encender aún más la violencia que cobró la vida de casi 30,000 personas en el 2017.

“Los criminales tiene que estar en la cárcel; y aliarse con los criminales es señal de una voracidad y de una ambición por ganar que hoy nos preocupa a todos”, dijo Meade, exsecretario de Hacienda. “Te has convertido en un títere de los criminales, yo los voy a meter a la cárcel”.

Aunque los candidatos coincidieron en algunas de las ideas para erradicar la creciente violencia, el independiente Jaime Rodríguez, “El Bronco”, -quien marcha último en los sondeos- tuvo una propuesta más radical: “Necesitamos mocharle (cortarle) la mano al que robe en el servicio público. Literalmente”.

Anaya también acusó a AMLO de “engañar” a la gente. “A cada público le dice lo que quiere oír” y afirmó que su idea de someterse a referendos cada dos años podrían llevarlo a perpetuarse en el poder como hizo el fallecido Hugo Chávez en Venezuela, quien promovió una reforma que incluyó el referendo.

Y aunque AMLO ha dicho que gobernará “a la mexicana”, con un modelo propio que respetará la autonomía del Banco Central y no nacionalizará la banca, sus enemigos aseguran que su plan que tildan de populista podrían llevar a México a una crisis económica y social como la que atraviesa Venezuela.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG