Enlaces para accesibilidad

Mejores aviones, más posibilidades de sobrevivir accidentes


ARCHIVO- Un Embraer ERJ-190AR de Aeroméxico Connect, operador regional de Aeroméxico, en el aeropuerto internacional Benito Juárez de la capital mexicana. 28-11-17.

Según expertos, pasajeros en accidentes aéreos, como el de Aeroméxico, en el que nadie murió, tienen mejores posibilidades de sobrevivir gracias a una mejor construcción de aeronaves y normas de seguridad.

Ahora es menos probable que las personas queden atrapadas por los asientos y pisos colapsados, especialmente si el accidente ocurre en terreno llano y a velocidades bajas, como ocurrió el martes en el norte de México.

Las tasas de supervivencia son más altas que nunca, en parte porque "los aviones son ahora más fuertes", dijo Adrian Young, investigador de seguridad aérea de la consultora To70 con sede en Holanda.

Otras mejoras en las últimas décadas incluyen un uso más amplio de materiales que arden más lentamente y sin emitir gases tóxicos, y diseños de aeropuertos más inteligentes que eliminan los obstáculos cerca de las pistas.

Al final, sin embargo, "la buena fortuna es crucial en cualquier accidente", dijo Young el miércoles.

Las autoridades en México dijeron que no hubo muertes entre los 97 pasajeros y cuatro tripulantes a bordo del avión Embraer 190 que se estrelló momentos después del despegue en Durango. 49 personas fueron trasladadas a los hospitales; la mayoría de ellos con heridas menores.

En promedio, alrededor del 56 por ciento de los pasajeros sobrevive accidentes aéreos en los que al menos una persona muere.

Los accidentes de despegue se producen en la pista o cerca de ella, por lo que los obstáculos en el terreno (luces de la pista, vallas, zanjas y terraplenes) pueden provocar daños más extensos al avión e incrementar el riesgo de un incendio inmediato, dijo Harro Ranter, CEO de Aviation Safety Network, que compila una base de datos sobre accidentes.

"Afortunadamente, el área alrededor de la pista de aterrizaje de Durango era relativamente plana y estaba cubierta de arbustos, sin obstáculos peligrosos ni zanjas", dijo Ranter. "Esto probablemente causó que todos a bordo sobrevivieran".

Ha habido otros accidentes graves donde todos sobrevivieron a pesar de la destrucción del avión.

En 2016, una explosión de motor durante el despegue provocó un incendio que dañó gravemente un avión de American Airlines en el aeropuerto O'Hare de Chicago. En 2013, un jet de Lion Air se perdió la pista de aterrizaje, se estrelló en el agua y se rompió en dos cerca de Bali, Indonesia, pero las 108 personas a bordo salieron con vida.

Las mejores probabilidades de sobrevivir a un choque se deben en parte a los avances en la tecnología. Los ingenieros de aeronaves han reforzado áreas que demostraron ser débiles en choques previos. Los asientos son más fuertes para resistir el impacto violento. Los materiales de los asientos y las alfombras se tratan con productos químicos para brindarles a los pasajeros un tiempo más valioso para escapar antes de que se propaguen los incendios. Los sistemas de supresión de incendios en bodegas de carga ahora son obligatorios.

Muchas de esas mejoras implicaron aprender de las investigaciones sobre desastres pasados. Eso ha provocado menos accidentes aéreos y menos accidentes mortales. Muchos expertos en seguridad consideran que 2017 ha sido el año más seguro hasta la fecha.

La Red de Seguridad Aérea contó solo 10 accidentes fatales que involucraron a aviones comerciales el año pasado, causando 44 muertes. Hubo casi 600 muertes por año en promedio en los últimos 10 años, según el grupo.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG